1,500 TORTUGAS ARRIBAN A DESOVAR EN COSTAS COLIMENSES; INICIÓ PERIODO DE LIBERACIÓN DE CRÍAS

Inició el periodo de liberación de tortugas en las costas colimenses que abarca de agosto a diciembre, motivo por el cual se realizarán varios eventos en El Tortugario de Cuyutlán que está considerado como Centro Ecológico donde podrá participar la ciudadanía.

Informó María Cruz Rivera Rodríguez, responsable técnica de la Unidad de Manejo y Conservación de Vida Silvestre (UMA) en el Centro Ecológico de Cuyutlán, quien dio a conocer la importancia del cuidado y la preservación de esta especie marina.

Explicó que “cuando inicia la temporada de lluvias las tortugas salen a desovar en nuestras costas, lo que hacemos los biólogos es ir a colectar el huevo y llevarlo a un área de incubación para elevar el porcentaje de nacimiento de crías”.

Comentó que El Tortugario de Cuyutlán, logra esta labor en corrales naturales y artificiales de incubación, para llegado su momento, realizar brigadas de información a la sociedad previo a la liberación de tortugas.

Dijo que “el tiempo de espera varía según la especie, pueden ser de 45 y hasta 70 días de incubación para que las tortugas salgan del huevo, posteriormente son llevadas al Mar. No hay liberación si las personas no participan en la charla realizada por los biólogos de los tortugarios porque es un momento de concientización y de operatividad”.

Indicó que a las costas de Colima llegan al año alrededor de mil 500 hembras anidadoras de tortuga a desovar más de 200 mil huevos de tres especies: Golfina, laúd y negra, según reporta la Profepa.

Señaló que quienes buscan proteger los huevos de tortuga, se siguen enfrentando al robo por personas que con información errónea, los comercializan para el consumo humano.

Mencionó que “hemos identificado que la gente que viene de fuera del estado paga a las personas que aquí tienen grandes cantidades de nidos de tortugas marinas, se llevan los huevos para venderlos en otros lugares”.

María Cruz aseguró que por cada 100 tortugas que son liberadas al Mar, solo dos de ellas llegan a ser adultas y para que estas tortugas alcancen la madurez sexual pueden pasar de 40 a 50 años.

“Por eso es tan importante promover la conservación de hembras anidadoras y la concientización de las nuevas generaciones ante el tráfico de tortugas marinas y sus huevos”.

De acuerdo a la Semarnat, de las siete especies de tortugas marinas que existen en el mundo, seis pueden observarse en playas de México y al encontrarse en peligro de extinción, la totalidad de las especies están protegidas bajo la NOM-059.

El Código Penal Federal señala que a quien capture, dañe o prive de la vida a algún ejemplar de tortuga, o recolecte de cualquier forma a sus crías, podrán imponerle hasta nueve años de prisión y 3 mil días de multa.

Para participar en la liberación de las crías de tortuga el Centro Ecológico lo anuncian en redes sociales, ya que al no contar con un subsidio, este proyecto se financia a través de las cuotas de entrada y donativos de los visitantes.

Rivera Rodríguez manifestó que “invitamos a todas las familias a que vengan, además de la protección a la tortuga marina hacemos estudios con cocodrilos, iguanas y conservamos el manglar de Estero Palo Verde”.

Proporcionó el número de atención 313 120 3512, en el que podrán agendar su visita para la próxima fecha de liberación de tortugas.