AMBIENTALISTAS SE UNEN EN PRO DE LAS LAGUNAS DE COLIMA

Rafael Antonio Solorio Figueroa, representante jurídico del Colectivo Amigos por Manzanillo (AxM), dio a conocer que las 18 organizaciones que conforman este movimiento tienen como objetivos prioritarios conservar, proteger y restaurar, las zonas de lagunas que se tienen en el Estado.

Informó que del estado de Jalisco hacia Michoacán, se ubica Potrero Grande; la laguna de Juluapan por el rumbo de La Boquita, en Manzanillo; también en el puerto colimense la laguna del Valle de Las Garzas, además la laguna de Cuyutlán que está considerado como el cuarto humedal más grande de México.

Asimismo en el municipio de Tecomán se cuenta con El Chupadero, que se conecta el río de Coahuayana en los límites con el estado de Michoacán.

A decir del representante del Colectivo, estos humedales costeros presentan problemas que tienen que ver con las actividades humanas, “por lo que se pretende participar de manera conjunta con la autoridad para conservarlas, protegerlas, restaurarlas, este es uno de los objetivos de las 18 organizaciones que actualmente conforman este movimiento”.

Solorio Figueroa asegura que se cuenta con personal experto en lagunas, en biología, además se cuenta con abogados enfocados en el tema ambiental, es decir se cuenta con un equipo multidisciplinario con el que se pretende dar respuesta a los problemas que presentan estos humedales.

“Y es que cada vaso lacustre tiene su propio problema, en Cuyutlán por ejemplo, el daño ocasionado por la apertura que se hizo para la regasificadora, mismo que está documentado por expertos, y que podría afectarse más debido a la posibilidad del crecimiento portuario hacia esta zona, pues abría un serio desequilibrio ambiental”, señaló Rafael Solorio.

De acuerdo a lo que estipula la ley al ponerse en riesgo el equilibrio ambiental el proyecto debe detenerse e incluso no realizarse; sin embargo Rafael señala que son conscientes de la idea de desarrollo, por lo que lo que piden es que se busquen todos los mecanismos para que exista un desarrollo sostenible.

Además el representante jurídico de Amigos por Manzanillo, refirió que “la laguna del Valle de Las Garzas, que era parte de una gran laguna la de San Pedrito, y la de Cuyutlán, deben importarnos a quienes vivimos en Manzanillo ya que son dos humedales que nos proveen de servicios ambientales, pues ahí se genera gran parte de la comida que consumimos, son una barrera natural contra huracanes, entre otras cosas”.

En cuanto al Festival Salvemos la Laguna 2021, Solorio Figueroa informó que se tuvo que posponer pues en las fechas que se tenía programado se registró un incremento considerable en el número de casos de Covid, por lo que en beneficio de la población se decidió cambiarlo de fecha y ahora que el Estado se encuentra en color amarillo en el semáforo epidemiológico es muy probable que se realice a finales de noviembre o principios de diciembre.