CREATIVIDAD E INNOVACIÓN EN JÓVENES EMPRENDEDORES

El estado de Colima es lugar abierto a la creatividad e innovación de productos y servicios, aún más cuando se trata de jóvenes emprendedores que materializan sus sueños y sus ganas de destacar.
Fernanda Salazar es administradora de Empresas por la UNIVA, con una especialidad en Estrategias Comerciales y actualmente estudia una maestría en Comercialización Estratégica en la Universidad Panamericana.
Emprendió MásMex con la idea de crear una plataforma de colaboración para fotógrafos, ilustradores y artistas, con un forro que sea totalmente ecológico, emprendió MásMex, empresa dedicada al diseño y a la venta de gorras y playeras hechas a base de plástico (PET) reciclado y algodón reutilizado.
“Lo difícil es arriesgarte, cuando estamos chavos da mucho miedo meter dinero en algún proyecto; el primer paso es invertir que te llena; Colima y su gente ha sido una ventaja gigante, en mi experiencia”, dijo.
Osvaldo Mendoza López, mejor conocido como “El Legendario Valdo”, es licenciado en Educación Secundaria, pero su pasión y la actividad creativa que realiza es la escritura.
Creador de la página Colima de Ayer quien desde chico, contaba historias en el salón hasta que una maestra le dijo que por qué no escribía las historias que contaba, escribiendo su primer novela en forma llamada “Las Arenas del Río”, a sus 16 años.
Tiene publicadas cuatro obras: Tesoros cristeros, fantasmas y leyendas de Colima I y II, la mini novela El Sicariato y el cuento La dama de la M. Dieguez.
Carlos Rocha Cuevas es el CEO de MagmaLabs, una empresa que crea soluciones de software a la medida, con base en las necesidades de cada negocio, pueden tomar una simple necesidad, analizarla, desarrollarla y probarla sin programar código, usando metodologías como Lightning Decision Jam, Product Design Sprints y Auditorías de UX.
“Todo esto valida una idea y nos genera todos los requerimientos necesarios para desarrollarla. De ahí pasamos al código, en esa área contamos con más de 60 colaboradores y más de 10 años de experiencia creando software, generalmente para empresas en México, Estados Unidos y Canadá”, explica.
 “Siempre he pensado que la creatividad no está asociada con una profesión en específico, puedes ser un excelente creativo para hacer estrategias financieras, operar una logística muy compleja o simplemente contar un chiste. Todo está en entender completamente el reto, asimilarlo y darle el contexto apropiado”, dijo.
Noé Máximo Fotógrafo es la empresa con la que Noé Máximo Andrés desarrolla su potencial creativo, a través de la cobertura de eventos sociales; pero más allá de eso, con su lente, cuenta historias, historias que permanecen para siempre.
A Noé le gusta la fotografía, pues considera que es una forma de interpretar lo que es y a ver nuestra realidad desde otras perspectivas.
“Para mí la creatividad es una forma diferente de sobrellevar la actividad que realizo, en este caso la fotografía; poder transmitir en imágenes lo que estoy imaginando, mediante dinámicas que realizo a la hora de trabajar, ya sea con mis parejas o con las personas a fotografiar.

Dalia Hazel Covarrubias Velasco, mejor conocida como Hazel Covarrubias, es licenciada en Diseño Artesanal por la Universidad de Colima y actualmente se dedica a la pintura, como medio de vida: hace murales, cuadros por encargo y subasta pinturas.
Hazel es la creadora del mural que dio vida al Foro Colimita en la pasada edición del Festival Internacional del Volcán y que hoy por hoy se ha convertido en un emblema del centro de Colima.
“El concepto que manejé es la vegetación, la algarabía de la gente, el contraste de formas y de colores, incluso está presente un volcán abstracto. Me gusta mucho el contraste de color: muy saturado, muy mexicano, muy colorido”, finalizó.