EDUCACIÓN EN COLIMA TIENE EL GRAN RETO DE DISMINUIR EL REZAGO Y RECUPERAR A LOS ALUMNOS QUE SE RETIRARON POR LA PANDEMIA: JAIME FLORES

A unos días de concluir su labor al frente de la Secretaría de Educación en Colima, Jaime Flores Merlo, aseguró que la educación en la entidad tiene dos grandes retos, disminuir el rezago y recuperar a los alumnos que se retiraron por la pandemia.

“La pandemia nos pegó de manera muy fuerte en todo el país y en nuestro estado no fue la excepción en dos aspectos muy importantes: una, en la cuestión del aprovechamiento de los contenidos educativos que marcó una brecha durante un año y medio en donde no se atendieron las actividades presenciales y la otra tiene que ver con el abandono escolar”, expresó.

Respecto al abandono escolar, refirió el funcionario estatal, durante año y medio que se estuvo en confinamiento muchos padres de familia dejaron de tener esa comunicación, lo que originó que se tuviera la deserción de más de 3 mil 800 alumnos.

“El ciclo escolar pasado 2020-2021 empezamos con 134 mil alumnos y lo terminamos con 130 mil y algo, cerca de 4 mil alumnos se retiraron de las aulas; pero lo más preocupante fue el arranque de este ciclo escolar 2021-2022 que solo lo arrancamos con 122 mil alumnos de educación básica, esto significaba una merma de más de 8 mil alumnos”, indicó.

En ese sentido, ponderó que a tres meses de prácticamente haber iniciado el ciclo escolar y ya con la modalidad presencial y mixta se ha logrado a esta este momento la incorporación de muchos alumnos y “estamos ya en una cifra 128 mil 700, este número es muy importante porque esos 1 mil 300 alumnos que nos faltan por operar, una vez que las actividades se normalicen de manera presencial, no tengo ninguna duda que los padres y madres de familia habrán de buscar que sus hijos estén incorporados a un plantel educativo”.

No me queda ninguna duda, reiteró, que en algunos días más habremos de tener ya la regularidad de todos nuestros alumnos. La estadística oficial y formal se termina y se manda a la autoridad educativa en el mes de diciembre, “yo espero que en unos días más y ya con semáforo verde se empiecen a regularizar las actividades presenciales y la incorporación de alumnos se dé de manera regular y estemos hablando de un ciclo escolar 2021-2022 con una aproximación muy cercana a la asistencia esperada.

Consideró que la estabilización de la pandemia, aunado al trabajo profesional que han hecho los trabajadores de la educación han permitido que el número de alumnos se vaya recuperando.

“Los supervisores escolares, directores y maestros han buscado mecanismos para establecer comunicación con los padres de familia, porque sus hijos no se han presentado y eso nos ha dado la gran ventaja de que muchos de ellos de que al ver que ya estamos iniciando actividades presenciales retomen la confianza”, mencionó.

Además, consideró que, derivado también de la información vertida por la Secretaría de Salud, respecto al reporte de casos sospechosos y confirmados no es muy alta, “no pone en riesgo la situación de contagio en los planteles y eso ha generado más confianza en padres y madres de familia y ha propiciado que se incorporen más niños”.

Reiteró que de los 130 mil alumnos que se tienen en el radar para este ciclo escolar, “solo con 900 de ellos no hemos tenido comunicación, es decir nula comunicación, y que es el gran reto que tenemos y que yo espero que ahora que se reanuden las actividades presenciales, si los padres de familia y alumnos se encuentran todavía en el estado, no tengo ninguna duda que habrán de inscribir a sus hijos y estaremos ya en la meta que nos hemos propuesto”.