EN CRISIS LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN – ANÁLISIS POLÍTICO

Por Abel González Sánchez

Los medios de comunicación han sido fundamentales en el desarrollo de los colimenses en los últimos 20 años, el desarrollo del comercio estatal ha avanzado mucho, la modernización y el fortalecimiento de los medios informativos son parte de la obligatoriedad que deben tener también los tres niveles de gobierno para mantener la información en forma plural y los equilibrios de dichas empresas de comunicación social, porque es costumbre que los gobernadores y alcaldes acuerdan en forma personal con los diferentes medios ciertas negociaciones económicas para difundir las diferentes acciones gubernamentales, privilegiando el amiguismo solo con algunos de ellos por compromisos políticos partidistas, pagando sumas inequitativas y al margen de los cabildos y del Congreso del Estado.

Amarga historia han vivido las diferentes empresas de comunicación en Colima en donde el gobernador en turno, así como los alcaldes deciden en forma personal y hasta abusiva apoyar en forma desmedida a solo uno o dos medios informativos por razones políticas y buscan la forma de casi desaparecer a otros, y más aún a quienes los critican con o sin justificación,  las asignaciones presupuestales a los medios son bajo la mesa, por ello será necesario que ahora el gobierno estatal y los ayuntamientos den a conocer el manejo de los recursos a la comunicación social en forma trasparente, pues estamos iniciando en el gobierno del cambio.

Vale la pena mencionar aquí una anécdota sobre el tema, respecto a los medios informativos ya que tengo más de 40 años conviviendo con muchos comunicadores porque estuve como Director en una estación de radio en Armería que tuvo que desparecer para trasladarla a Tecomán por razones de rentabilidad y también he sido parte de los Consejos Editorialistas en otros medios impresos, y a la fecha sigo como columnista, pues resulta que siendo maestro y Jefe de un Departamento de Vinculación de Educación Media Superior, estaba obligado en ocasiones a realizar pláticas de orientación vocacional a los alumnos que ingresaban y egresaban del nivel bachillerato, pues ellos tenían que escoger su especialidad para ingresar ya sea en comunicación, turismo, electricidad, contabilidad etc. y los que salían deseaban la orientación si ingresaban o no a una carrera profesional, a la facultad de periodismo u otras más, muchos de ellos seleccionaban comunicación, y me atrevía como orientador advertirles el negro panorama del periodismo en Colima y en México, que además de muy mal pagado sus riesgos y consecuencias que tiene hasta la fecha, pues muchos de ellos han sido asesinados.

El Director del plantel me llamó a la Dirección como a los tres años de detectar mis diálogos de orientación con los alumnos del negro panorama del periodismo, pues les decía la verdad a los alumnos, pues los periodistas o comunicadores ya sean reporteros o locutores no gozan en su mayoría de prestaciones ni seguro social, no les pagan regularmente un sueldo decoroso, ya que todos los medios son empresas que han venido a menos debido a tecnología digital. Le di una amplia explicación al Director para que se enterara de la realidad estatal sobre el periodismo y le aclaré “No les digo que no estudien esa especialidad, solo les informo la cruda realidad, pues pensaba y así me dijo, que como te gusta el periodismo ibas a fomentarlo más, pero me parece muy bien el advertirles y apoyó mis diálogos, entonces señaló sería bueno modificar la especialidad o su contenido del programa para enfocarlo a la comunicación comercial, las empresas comerciales requieren de técnicos especializados en redes sociales.

Muchos licenciados en periodismo o comunicación trabajan de choferes en las taxis o laboran en otras actividades de ventas de productos, porque simplemente no hay posibilidad de incorporarlos al trabajo productivo en el área que estudiaron. El cierre de varios periódicos impresos en el país es grande y preocupante.

LA UNESCO PIDE APOYO A GOBIERNOS  Esta organización internacional de los países pide apoyo gubernamental mundial para el periodismo independiente en medio de la crisis económica de los medios de comunicación, advirtieron que muchos nuevos gobiernos en lugar de apoyarlos los están limitando y marginando en forma perversa, admitieron que es grave la crisis que enfrenta el periodismo libre e independiente en varios países, ese fue el tema central denominado “El periodismo es un bien común”, así fue el título de un evento celebrado en la 41ª sesión de la Conferencia General de la UNESCO de sus 193 Estados Miembros. Los expertos señalaron este pésimo escenario en varios países incluyendo a México, el informe recopila datos sobre la libertad de los medios de comunicación, el pluralismo, la independencia y la seguridad de los periodistas en todo el mundo.

La reciente venta de Diario de Colima, la desaparición de Ecos de la Costa y del Correo de Manzanillo se debieron en gran parte por la crisis que generó el Covid-19, y por su abandono económico que hizo el gobierno estatal y también federal, pues la SHCP y el IMSS los multaba constantemente, fue el apoyo del gobierno federal, así como por el impacto de las nuevas tecnologías digitales de la comunicación, por ello es de reconocer el trabajo periodístico que se realiza para mantener otros dos periódicos impresos a la fecha, además del Diario de Colima, El Noticiero de Colima y El Noticiero de Manzanillo, son tres diarios que sobreviven.

En Colima el panorama para los medios informativos se ve negro para los próximos años, aunque se tengan muy buenos expertos en comunicación tanto en radio, televisión y en los periódicos tanto impresos como en digitales, porque consideramos que hasta los medios informativos del mismo gobierno estatal estarán en peligro de desaparecer, la radio y la televisión, nunca las han fortalecido, el gran problema es que al cambio de los gobiernos estatal y municipales, una vez que asumen el poder y se sientan en sus sillas como gobernantes, cierran las puertas a los comunicadores, y no les dan la importancia que merecen, no hay visión ni un plan estatal ni municipal sobre el tema, argumentando que no hay dinero para la comunicación social y simplemente hacen lo que se les antoja, solo avalan el presupuesto por el cabildo o por el Congreso Estatal, y lo asignan sin transparencia y sin equidad de acuerdo a la importancia de cada medio y aun así los gobernantes todavía se atreven a decirles chayoteros a los comunicadores en forma despectiva. ¿Qué nos pasa?

Urge mayor transparencia en estos gastos, pues en otros tiempos siempre favorecieron a los amigos también, por eso queremos un cambio, mayor equidad y transparencia de los recursos asignados a comunicación es la demanda social. Por todo lo anterior les recomendaba a mis alumnos en orientación vocacional buscar otras alternativas para sus especialidad, pues el periodismo en Colima está para llorar y no me equivoqué, varios que huyeron del periodismo ahora son buenos doctores, contadores públicas, ingenieros, etc.