ENTREGÓ RECONOCIMIENTOS EL INSTITUTO COLIMENSE DEL HOMBRE A SEIS DESTACADOS COLIMENSES

El 19 de noviembre el Instituto Colimense del Hombre, A.C., entregó reconocimientos a seis varones colimenses destacados que han sido ejemplo a su familia y la sociedad y que han trabajado por el bien de la ciudadanía; el evento se llevó a cabo en el marco del Día del Hombre, encabezado por el fundador y presidente de la asociación civil, el abogado César Antonio Romero Corona.

El primer galardonado fue Horacio Naranjo Macías, músico trompetista, mejor conocido por la Orquesta del Colorado Naranjo, aunque nació en Guadalajara creció en Colima con una trayectoria en una gran generación a través de tres trompetistas de la familia Naranjo.

En mayo 2017 recibió la encomienda de continuar al frente de la institución que desde 1959 y hasta el momento había dirigido su padre Horacio Colorado Naranjo (q.e.n.d.), quien sin duda forjó un gran prestigio a nivel estatal, regional y nacional para su propia Orquesta, siendo reconocida como una de las agrupaciones de mayor trascendencia cultural popular colimense.

Horacio Naranjo Macías, está respaldado con una trayectoria dentro de la música, inició sus estudios a la edad de 15 años en el Instituto Universitario de Bellas Artes de Colima, así como dentro de la misma Orquesta, tuvo el privilegio de que su padre fuera su propio maestro como trompetista.

Se entregó a formar parte de la Orquesta del Colorado Naranjo desde 1988 y desde hace cuatro años encabeza la dirección general del instituto, con el respaldo de sus hijos Horacio, Miguel y José Luis, además de su gran equipo de músicos ha logrado desarrollar un proyecto integralmente en su agrupación, incluyendo ahora una sección de coros y ballets y produciendo espectáculos representados en importantes recintos, ferias y festivales de Colima y la región.

También recibió reconocimiento Juan José Aguilar Ramírez, artesano del Sombrero Colimote, que inició a utilizarse en 1920 y 1925 elaborado e inventado por el artesano Maximiliano Aguilar Cortés, quien utilizaban la palma real como su materia prima, con hormas de madera le daba forma y lo moldeaban con piedras, de ahí el nombre de esta artesanía como sombrero de cuatro pedradas.

Hoy en día el artesano Juan José Aguilar es quien continúa esa tradición elaborando y distribuyendo a diferentes estados de la República este sombrero, que es el típico de la calurosa y costera región de Colima.

Otro de los galardonados fue el maestro Manuel Hernández Luna, director, fundador del Ballet Folklórico del Ayuntamiento de Villa de Álvarez, quien nació el 10 de mayo de 1949 en el municipio de Villa de Álvarez, su carrera artística la inició en el Centro de Acción Social número 37 en la ciudad de Colima, tiempo después por no existir la licenciatura en danza tomó cursos en institutos de diferentes estados de la República Mexicana, como en el Instituto Regional de Bellas Artes, Instituto Nacional de Bellas Artes, Instituto Arca de Morelia, Instituto de Artes Escénicas de Guadalajara, en Casa de la Cultura de León, Guanajuato, donde recibió cursos de técnica de investigación de la danza folklórica mexicana.

Laboró en la escuela Secundaria número 13, fundó y dirigió durante 30 años el ballet folklórico del Instituto Tecnológico de Colima; en el Sedar Juan Rulfo prestó sus servicios; trabajó en secundarias de Tonila y Tuxpan, Jalisco; también estuvo en escuelas primarias de la capital del estado, en escuelas rurales de Armería y Tecomán.

En 1949 fundó el Ballet Folklórico de Villa de Álvarez, próximo a cumplir 52 años de vida artística.

Contrajo matrimonio con la señora María Esther Torres Torres con quien procreó 4 hijos: Susana, Manuel, Nonantzin y Eduardo.

Dentro de su trabajo dancístico ha logrado montar cuatro programas distintos, desde coreografía latinoamericanas, nacionales y colimenses, ha recibido muchos reconocimientos por su trayectoria como son medallas por la Unesco, por su trayectoria en la Secretaría Cultura federal y estatal, en el Instituto de Investigación y Difusión de la Danza Mexicana, el Consejo Internacional de la Organización de Ballet Folklóricos, Folklorista Unidos de Colima, por el Instituto de Ferias de Colima por más de 45 años de presencia en nuestra Feria de Todos Santos y ha representado al estado de Colima a México en diferentes eventos internacionales.

Dr. Crispín Ríos Soto, nació el 25 de enero de 1958, hijo del señor Roberto Ríos Barbosa y la señora Angélica Soto Quezada, de profesión comerciantes, siendo el cuarto de ocho hermanos, inició sus estudios de educación preescolar en la escuela Rosaura Zapata, la curiosidad del conocimiento la siguió en la primaria Colegio Colima en su primer año, continuando en la escuela profesor Gregorio Torres Quintero.

De inicio vio factible la licenciatura en Biología cursada en la Normal de Maestros, obteniendo su título de licenciado, pero su vocación de ayudar al prójimo lo animó a continuar su preparación profesional e iniciar la carrera de Medicina en 1980, su vida laboral siempre ha estado en combinación con los servicios de salud institucionales, teniendo múltiples puestos directivos en la Secretaría de Salud, actualmente es director del centro de salud Gustavo Vázquez Montes en Colima, todo este crecimiento profesional va acompañado de su familia en la cual formó matrimonio con su esposa la señora María Teresa Lozano, con quien procreó tres hijos Yazmín, Melisa y William Eloy.

Labora en el área de módulo Covid en el Imss, donde desde inicio de la pandemia está al frente dando la batalla, hace un año que estuvo peleando por su vida contra este virus al cual le ganó la batalla, perdiendo varios seres queridos en el camino, pero ahora está decidido a dar atención a los pacientes positivos de Covid y darles tratamiento y seguimiento digno para cada uno,

Gonzalo Castañeda Bazavilvazo, empresario agricultor de Tecomán, actualmente presidente del Consejo de Limoneros del Estado de Colima, ciudadano colimense que ha todo en su vida con el ejemplo principalmente

Nació en Colima sus padres el licenciado Ramón Castañeda Bazavilvazo y la señora Basavilvazo Brizuela, es el séptimo hijo de 10 hermanos, su padre teniendo como filosofía buscar la verdad y la señalando que encima de la ley está la justicia, creciendo y escuchando esto de manera cotidiana, fue estudiante del Instituto Fray Pedro de Gante, terminando su preparatoria en la ciudad de Colima, creciendo con valores principios y particularmente con el sentimiento de libertad y justicia con el sentimiento de ver siempre por la gente más desprotegida por las causas más sentidas de la sociedad.

Se casó con la señora Beatriz Eugenia de la Madrid, con quien tuvo cuatro hijos: Gonzalo, Luis Osvaldo, Diego Alberto y Beatriz Edith.

Siendo un agricultor joven y al interesarse mucho en la organización productiva a los 27 años de edad ya era presidente de la Asociación Local de Productores de Coco, posteriormente recibe en la Unión Regional de Productores de Coco y cuando recién cumplía 33 años tomó posesión de la presidencia nacional de productores de coco.

 Gonzalo dice “hay dos tipos de luchadores, luchador político y luchador social, el luchador político lucha por cargos dentro de la política, el luchador social lucha por la gente, sin esperar nada a cambio, no aspira figurar en la política, simplemente aspira a que mejore la condición de la sociedad en su conjunto, que todas las personas tengan derecho a la libertad, a la justicia, la equidad y el bienestar colectivo”, eso es en grandes rasgos lo que lo ha motivado para participar como activista.

Rogelio Guedea, nació en Colima en 1974, es abogado, poeta, ensayista, narrador y traductor además de columnista político; también es licenciado en Derecho y licenciado en Lengua y Literatura Española, ambas por la Universidad de Colima, tiene una maestría en Gobernanza Marketing Político y Comunicación Estrategia por la Universidad Rey Juan Carlos de España.

Es doctor en Letras Hispánicas por la Universidad de Córdoba en España, además de cuenta con un posgrado en Literatura Latinoamericana, especialización en Literatura de los Movimientos Sociales Políticos y Renovación de América Latina del siglo 20 por la Universidad de Texas

Ha sido secretario actuario del Supremo Tribunal de Justicia de Colima, jefe de redacción de periódico Ecos de la Costa, director del Centro de Estudios Literarios de la Universidad de Colima, director del departamento de Español de la Universidad de Otago en Nueva Zelanda y profesor investigador de tiempo completo de la Universidad de Colima.

Ha ganado importantes premios nacionales e internacionales entre ellos el Premio Adonays de poesía 2008 el más prestigioso en España siendo el único mexicano colimense en obtenerlo, así como el Premio Nacional de Poesía Amado Nervo 2004, Premio Nacional de Poesía Sonora 2005, Premio Internacional de Poesía Rosalía de Castro 2001, Premio Memoria Silverio Castañeda de Novela 2009, Premio Interamericano de Literatura Carlos Montemayor 2001 y Premio Internacional de Novela Albert Jovell 2018.

Es autor de más de 50 libros de poesía, ensayo crónico y novela, en  2019 ingresó por unanimidad a la Academia Mexicana de la Lengua como un reconocimiento a su contribución en el área de la literatura mexicana y es miembro del Sistema Nacional de Investigadores, su obra literaria ha sido traducida al italiano, francés, inglés, portugués y alemán.