GOBIERNO DE TRANSFORMACIÓN HABRÁ DE REFORZAR LAS CAPACITACIONES Y SOBRE TODO EL EQUIPO, ARMAMENTO QUE NO CONTABAN: GUILLERMO RAMOS

·         Reconoce falta de personal, espera que en el 2022 se pueda dar la contratación de más custodios

·         Se revisan y actualizan protocolos al interior de los Ceresos para evitar riñas y motines

·         Se reanudarán las supervisiones constantes al interior, para evitar que los internos tengan entre otras cosas, celulares y artículos prohibidos

El director general del Sistema Estatal Penitenciario en Colima, Guillermo Ramos Ramírez, enfatizó que hay mucho trabajo por hacer en esta materia, pues se debe reconocer que el sistema penitenciario no fue prioridad para el gobierno anterior, tanto en capacitación, infraestructura, equipo, entre otros, se vieron mermados en todo lo que se dotaba.

Precisó que en este nuevo gobierno de Transformación, en el apartado de Construcción de la Paz hay un apartado de capacitación y adiestramiento, con el que se habrá de reforzar las capacitaciones y sobre todo el equipo, armamento que no contaban.

“Habrá capacitación en materia de derechos humanos, de perspectiva de género, que se dejaron a un lado, se estarán recuperando”, expuso.

Trataremos, expresó, de dignificar en términos generales la situación de los custodios, no solo en el tema de los sueldos, sino también en el equipamiento, todo esto para que el estado de fuerza se vea cada vez más fortalecido.

En cuanto a la demanda de mayor personal, Guillermo Ramos expresó “tenemos que aumentar, porque lo ideal del centro en razón de la población que se tiene, en Colima se ocupa por lo menos el doble (de personal) que se tiene. Esa es una meta a corto plazo porque eso genera condiciones de seguridad y gobernabilidad”.

Indicó que la proyección ya se tiene, “pero desgraciadamente tendremos que esperar que inicie el año 2022 con el presupuesto de ese ejercicio fiscal para poder realizar contrataciones, sin obviar que se tienen que hacer las evaluaciones de control y confianza, el curso de formación inicial, pero si es necesario a la brevedad se aumente”.

Reiteró que el Cereso en cuanto a porcentaje de estado de fuerza se encuentra en un 50 por ciento de lo ideal. “Son poco más de 900 elementos”, indicó.

Respecto a la demanda de los custodios de poder acceder a servicios médicos del IMSS, dado que les fue cambiada la modalidad de su afiliación, el funcionario estatal, reconoció que es justa la exigencia, por lo que la Secretaría de Administración, Planeación y Finanzas deberá hacer un análisis de esta situación para ver si se puede regresar a la anterior modalidad o modificarla, para generarle mejores prestaciones a los trabajadores.

Lamentó que en la administración pasada se dieran hechos violentos en contra de personal del CERESO, en donde hubo pérdidas humanas, por lo que no descartó que se lleven a cabo acciones tendientes a fortalecer la seguridad de los trabajadores y funcionarios que estén involucrados en el sistema penitenciario estatal.

“De manera responsable se está trabajando en fortalecer aún más la seguridad, no estamos exentos de que pudiera pasar algo, pero creo que mientras se tomen las previsiones necesarias, esperamos cumplir de manera puntual con nuestro trabajo”, refirió.

Referente a las situaciones de riñas, motines, que se pudieran presentar, Ramos Ramírez enfatizó que “principalmente tenemos que tener atendidos y actualizados los protocolos para la atención de este tipo de fenómenos, tengo entendido que el último que se registró fue a razón de que por la pandemia se restringieron las visitas lo que permeo en el ánimo de los internos de exigir poder ver a sus familiares”.

Tenemos que tener capacidad para la atención inmediata y de reacción para solventar cualquier tipo de motín, “pero en la medida de lo posible habremos de tomar las decisiones administrativas que generen la gobernabilidad al interior del centro y que se eviten ese tipo de cuestiones”, señaló.

Al cuestionarlo sobre la portabilidad de celulares al interior del Cereso por parte de los internos, mencionó que “tal y como lo marca la ley se deben hacer revisiones constantes, por algún motivo se dejaron de hacer, (…) pero creo que el tema de los celulares está restringido por razones obvias, por lo que se tendrán que tomar medidas para atenderlo y así evitar extorsiones”.

Reiteró que hay mucho trabajo por hacer, pues “el sistema penitenciario estuvo totalmente olvidado, no fue prioridad para el anterior gobierno, independientemente de la falta de recursos para reforzar las instituciones y el personal, posiblemente se llevaban a otros canales, a otros ámbitos y por eso encontramos la situación que se está viviendo que repercute en una molestia generalizada en el personal”.

Estoy consciente de que habrá mucho apoyo por parte de la gobernadora en esta área, que es de atención prioritaria e importante y del propio gobierno de México, “yo espero que en el transcurso del tiempo se pueda ver reflejado el trabajo que estamos haciendo”.

“Cuando se tiene voluntad, visión y la firme convicción de que cambiar las cosas creo que se van a dar los cambios de manera importante”, subrayó.

Finalmente expuso, que se estarán llevando a cabo las acciones pertinentes en materia de salud, para que se pueda regresar a que se otorgue mayor tiempo de visita a los internos por parte de familiares y amigos, siempre realizándose con los protocolos sanitarios necesarios, como es el uso de cubrebocas, gel alcoholado y abrir más espacios para mantener la distancia necesaria.