ILUMINARÁN LA CAPITAL CON 18 MIL LÁMPARAS A LED

*Se realizará el cambio en vialidades, áreas públicas y comunidades rurales.

Ignacio Montes Rubio, director de Alumbrado Público en el Ayuntamiento de Colima dio a conocer que se instalarán 18 mil lámparas LEDS en el municipio con la finalidad de eficientar la iluminación de calles y espacios públicos, así como generar un ahorro para la comuna en el pago del servicio.

Montes Rubio explicó que este cambio se realizará en vialidades, parques, jardines, áreas verdes tanto de la ciudad, como de las 28 comunidades rurales.

“Normalmente se consumían 900 mil  kilowatt hora al mes, al terminar con la instalación de las lámparas LEDS se deberán consumir alrededor de 350 mil kilowatt hora, aun cuando se van a incluir los jardines y lámparas que estaban apagadas, generando un ahorro considerable para el municipio”, destacó.

El encargado de la ejecución del proyecto puntualizó que se hicieron pruebas a las diferentes marcas y proveedores que entraron en la licitación; ganaron los equipos que tienen el menor consumo y alta capacidad de iluminación.

Refirió que las lámparas de vapor de sodio solo brindaban un 25 por ciento de claridad, mientras que las nuevas tendrán un 70 por ciento de luz blanca.

“Son antivandálicas, es decir tienen un parámetro en protección a golpes como pedradas y resorteras; tienen una duración de 100 mil horas, lo que equivale a una vida útil de 22 años; además de que cuentan con temperatura de color de 4 mil grados kelvin”, detalló.

Expuso que una de las características importantes en esta luminaria es la fotometría, lo que permite tener una mejor curva de iluminación, lo que equivale a tener luminarias a 45 metros de distancia entre una y otra, mientras que las de vapor de sodio solo se abarcaba un máximo de 36 metros.

“No vamos a cambiar red de postería; tenemos postería muy separada de hasta 50 y 60 metros pero con la calidad de la lámpara estará más iluminado”,  sostuvo.

Destacó que se están removiendo alrededor de 100 lámparas por día, agregando que las que se están quitando, servirán de refacción para las de sodio que no tienen buen funcionamiento y que son colonias donde aún no llega el cambio, de la misma forma en las colonias no municipalizadas.

Asimismo subrayó que previo a este proceso se  trabajó en el Reglamento de Alumbrado Público del Municipio en coordinación con el área de Desarrollo Urbano, mismo que fue aprobado por el cabildo, que establece que los nuevos fraccionamientos deben instalar esta tecnología de forma obligatoria.

Indicó que este cambio ya dio inicio y se espera que antes de finalizar el mes de noviembre ya se haya concluido con el proceso.

“Tenemos dividido el municipio en 10 sectores y se está trabajando a marchas forzadas para culminar lo antes posible, aunque tenemos un poco de contratiempo con las lluvias, sin embargo estamos en tiempo”, aseguró.

Agregó que aparte de la calidad y la iluminación, esta nueva tecnología viene preparada para que en la fotocelda se conecten otros dispositivos, lo que permite poner en un futuro controles de telegestión y así poder saber desde una pantalla, cuál lámpara esté fallando, se podrán instalar cámaras, sensores de fuego y movimiento, así como dispositivos que permitan disminuir el consumo en ciertas horas de la noche, o la misma detección de flujo de vehículos.

Finalmente pidió a la ciudadanía que realice los reportes de las lámparas que no funcionan o que presentan alguna falla a los números telefónicos 3163874 y 3163875.