MIS DATOS PERSONALES EN PERMANENTE RIESGO

Por Ángel Durán

En los últimos cinco años, hemos visto cómo ha crecido la concientización de lo importante que es proteger los datos personales de toda la población y para ello existe todo un caudal de leyes e instituciones públicas para que las personas se sientan tranquilas de que sus datos personales no anden deambulando sin control.

Como personas tenemos el derecho a que el Estado, proteja mis datos personales que entrego a instituciones públicas o privadas; como, cuando voy a hacer trámites para sacar mi pasaporte, licencia, credencial para votar con fotografía o cualquier otro documento que comúnmente nos toca entregar mis datos.

O cuando me registro en alguna plataforma digital como: Facebook, Twitter, Instagram, cualquier empresa de compra por Internet, Netflix, en sí, cualquier empresa que me pide mis datos personales de: nombre, domicilio, teléfonos, correos, mis datos biométricos, huellas dactilares, fotografía de rostro; todos nuestros datos personales, de diferente forma están en una gran cantidad de plataformas digitales en el mundo.

Ante el avance de la tecnología, hubo la necesidad de crear todo este sistema normativo por parte del Estado, para proteger precisamente los datos personales y así es que, tenemos leyes e instituciones especializadas para evitar un daño a este derecho.

Sin embargo, a pesar de contar con protección del Estado, hace falta y urge implementar una cultura social, para proteger nuestros datos que nos identifican, pues no obstante de que el Estado ha avanzado mucho en esta tarea, se sigue cayendo en manos de quienes trafican con estas bases de datos personales para luego verlas circulando en el mercado negro.

Sin duda, es un problema de carácter social y público, que, si pusiéramos más atención como personas y ayudáramos al Estado para cuidar nuestros datos personales, lograríamos evitar que se traficara con ellos.

Por eso es que, hay que elevar el nivel de cultura social para cuidar los datos personales, todo esto es un tema relevante, el propio Estado y la sociedad tenemos que trabajar, ya que incluso al no hacerlo, también somos un blanco de ataque a la seguridad personal, tomando como referencia, que en las plataformas digitales están todos nuestros datos generales; incluyendo: domicilios y fotografías, por eso es importante tener una sociedad culta que sepa cuidar sus datos personales.

Mientras esto no suceda, nuestros datos están en constante riesgo, por lo que urge, asesorarse en las instituciones públicas especializadas en esto, y así evitar, poner en riesgo a los titulares de los datos personales.

abogado.angelduran@hotmail.com