PRESIDENTA EMPÁTICA

La mucha luz es como la mucha,

Sombra: no deja ver.

OCTAVIO PAZ.

Manuel Olvera Sánchez.

La pasada jornada electoral derivó en resultados que para bien o para mal se vislumbra en algunos casos que las ganas de hacer bien la noble y generosa que es la tarea de gobernar todavía existe .
Dentro de las 10 alcaldías que se disputaron, en seis de ellas resultaron electas mujeres: siendo Manzanillo, Armería y Coquimatlán para el partido Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA) y en el caso de la alianza conformada por el Partido Acción Nacional (PAN), Partido Revolucionario Institucional (PRI) y el Partido de la Revolución Democrática (PRD) los municipios de Colima, Villa de Álvarez y Cuauhtémoc.

De los municipios de la zona conurbada Colima-Villa de Álvarez la sociedad se decantó por Margarita Moreno y por Esther Gutiérrez, ambas mujeres cuentan con la maravillosa oportunidad de realizar un papel digno de ser reconocido por sus gobernados ya que sus antecesores fungieron como unos simples pagadores de nómina sin generar condiciones dignas para el pueblo que los eligió para eso.

Por el momento resultaría demasiado prematuro juzgar por el trabajo que a la fecha han realizado los diez alcaldes de nuestro estado, sin embargo, si es digno de resaltar la tarea titánica que han estado llevando en estos casi 30 días al frente de sus respectivos municipios y muy en particular la alcaldesa del municipio de Coquimatlán en la persona de la licenciada Leonor Alcaraz Manzo.

Hemos visto a una alcaldesa que hoy está en la Ciudad de México atendiendo asuntos que beneficien a su pueblo y al día siguiente ya se encuentra en sus comunidades recogiendo y escuchando a su pueblo para atender en la medida de las posibilidades financieras sus múltiples necesidades que por omisión de los anteriores gobernantes no les cumplieron .

La labor que Doña leo, como es conocida por su pueblo, data de muchos años, tiempo durante el cual ha venido realizando tareas en beneficio de la gente, ha sido regidora en dos ocasiones , razón por la cual le da un amplio panorama de cómo se debe trabajar y dar resultados en beneficio de su pueblo, y a eso se le suma su vocación y alto sentido de responsabilidad para con la gente; lo cual indudablemente repercutirá en una labor favorable al frente del gobierno municipal.

La alcaldesa está consciente de que las condiciones financieras en las cuales le fue endosada la administración municipal se encuentran en pésimas condiciones, sin embargo, conoce a cabalidad el funcionamiento de un gobierno municipal situación que le da una visión más clara de cómo lograr a través de las fortalezas de su municipio explotarlas al máximo lo cual derive en condiciones de vida dignas para sus gobernados.

La presidenta Leonor Alcaraz sabe de la importancia que reviste para un buen gobierno las autoridades auxiliares, a ellos los ha estado visitando con la firme idea que solo de manera integral y tomando en cuenta a todos los sectores de la sociedad se podrán abatir múltiples rezagos en los cuales ha sido metidos los malos gobiernos.

Un buen gobierno municipal debe ser planteado bajo estrategias y visión futuristas, un buen gobernante no visualiza el hoy, un buen gobernante visualiza el futuro, se debe gobernar a través de una filosofía del hoy pero con miras hacia el futuro; en los hechos la alcaldesa Leonor Alcaraz ha acreditado que comparte esos conceptos, la hemos visto conviviendo con niños ya que ellos representan el futuro pero con la idea de cuidarlos desde el presente generando las condiciones para que crezcan en un entorno favorable.

La alcaldesa Doña Leo sabe de la importancia de manejar de manera correcta los recursos públicos, que su destino sea dirigido hacia políticas públicas en las cuales los ciudadanos sean los beneficiados, enterrando y enviando a la historia del basurero de la corrupción esas malas costumbres de desviar los recursos económicos en beneficio de unos cuantos perjudicando a las mayorías.

Una de las tareas que han quedado pendiente y que no voltearon a ver los anteriores gobiernos municipales de Coquimatlán es y ha sido el impulso al turismo, la alcaldesa conoce a cabalidad su municipio y está consciente que es en ese tema en el que se ha fallado, por lo tanto, en un mediano plazo debe generar condiciones en las cuales el crecimiento y desarrollo económico debe ser atendido y máxime que el turismo es una tarea noble que genera ingresos y empleos a las familias coquimatlenses.

La alcaldesa ha manifestado que su municipio requiere establecer políticas y acciones de gobierno regidas y dirigidas por la justicia y equidad, ya que un buen gobernante debe compartir la filosofía de que un municipio bien gobernado su objetivo real y principal son los ciudadanos y no un grupúsculo que se repartía a manos llenas las prerrogativas que derivan de ser alcalde de un municipio.

La presidenta Leonor Alcaraz Manzo se ha capacitado y ha adquirido competencias ya que solo de esa manera se puede ser una buena presidenta municipal, un presidenta líder y activa que escucha a su gente, pero que también escucha a sus funcionarios, ya que ellos deben compartir sus conocimientos y capacidades con la finalidad de lograr ser una de las mejores administraciones municipales que haya tenido Coquimatlán y pasar a la historia en la cual los ciudadanos tengan siempre presente y como un referente a la administración de Doña Leo.

La visión que tenías sobre mí, no la defraudare, eso me fortalece aún más, serás ese impulso para lograrlo.

Facebook: manuel olvera sanchez

Twiter:@manolsa

manuelolverasanchez@gmail.com