REANUDAN ATENCIÓN PRESENCIAL LAS CLÍNICAS DE ADICCIONES

+Lizeth Fernández Rivera comisionada estatal de Salud Mental y Adicciones, sostuvo que el internamiento es voluntario, aunque el tratamiento sea gratuito

La comisionada estatal de Salud Mental y Adicciones, Lizeth Fernández Rivera dio a conocer que las Clínicas de Atención Residencial contra las Acciones ya están ofreciendo nuevamente servicio presencial a la población en general, cuidando los protocolos sanitarios.

Entrevistada al respecto, recordó que durante la pandemia fueron reconvertidas, las dos con las que se cuenta, la varonil ubicada en Tecomán y la femenil, en Manzanillo, la cual brindó atención al personal que atendió la primera línea de batalla de enfermos de Covid-19.

También, señaló que ya hay internamientos, pues la clínica varonil registra 14 usuarios, ya que debido a la contingencia solo se tendrá el aforo permitido que permita una sana distancia y evite los contagios masivos del coronavirus.

Al detallar las fases del tratamiento, enfatizó que durante 4 meses los usuarios reciben la atención requerida para su reinserción a la sociedad, la cual se dividen en cuatro etapas, en las que se valora su mejoría en el proceso.

Subrayó que las clínicas del Gobierno del Estado son gratuitas pero también voluntarias, porque muchas veces se quiere internar de manera forzosa, pero en las clínicas por el modelo de tratamiento y para garantizar un mayor resultado, son voluntarios, por lo tanto el o la paciente deben de querer la rehabilitación.

La comisionada indicó que la metanfetamina, es la droga sintética que está destruyendo a la niñez y juventud, lo cual –subrayó- debe estremecer a todos, pues se debe hacer un esfuerzo por parte de los padres de familia, sociedad y gobierno, pues se dijo convencida de que se debe apostar a la prevención.

Aseguró que las adicciones son un problema de salud pública que debe de ser tratado, atendido y prevenido.

Comentó que en todos los centros de tratamiento se corre el riesgo de que la persona recaiga, pero la fortaleza que se tienen en las clínicas –asentó- es la vinculación del tratamiento de manera ambulatoria, en la cual se asiste a talleres de prevención en los que se involucra la familia.

Respecto a los costos del tratamiento, la funcionaria estatal expuso que se otorgan becas basados en un estudio socioeconómico, por lo que dio a conocer que el 80 por ciento de quienes están en este momento rehabilitándose, están becados.

Añadió que el único requisito es que la persona tenga ganas de rehabilitarse y con ello se beneficia con la beca correspondiente.

Exhortó a quienes tienen dudas sobre si su familiar es consumidor, a acercarse a las clínicas para asesorarse, ya que explicó que existen tres etapas para quienes consumen: uso, abuso y dependencia.

Sobre ello, agregó que el uso  es cuando lo hacen de manera experimental, el abuso cuando ya empiezan a abusar de la sustancia de manera recurrente y la dependencia, es cuando la sustancia los consume y la necesitan.

Puntualizó que los pacientes que llegan a las clínicas se encuentran en alguna de las tres etapas, pero hizo énfasis en que cuando es uso o abuso, no se requiere internamiento, pues el seguimiento es de manera gratuita y ambulatorio.

En el caso de quienes tienen dependencia, previamente se realiza una valoración y con base a ésta, se decide el internamiento del consumidor.

Finalmente, dio a conocer que recientemente se habilitó el Observatorio de salud mental y drogas del Gobierno del Estado, en donde se encuentra la estadística desde 2016, en la droga de uso, de impacto y los espacios donde pueden ser atendidos, así como el directorio estatal de todas las clínicas de rehabilitación, a cuya plataforma se puede acceder en el sitio web www.observatoriocolima.gob.mx.