SACARLE UNA SONRISA A UN PACIENTE CON CÁNCER, ES EL MEJOR REGALO: PAYASITA “ALALÚ”

Un  caso  muy especial que siempre recuerda, es cuando uno niño con cáncer terminal, al verla llegar de payasita  le dije “Que bueno que viene hacerme reír, al cabo ya me voy a morir” y eso lo dijo cuando ya estaba en fase terminal.

De igual forma, otro caso fue cuando como enfermera, un  día le llamaron sus superiores para decirle que había un niño al que ocupaban  sacarle sangre, y el niño no se dejaba y lloraba, por lo que ya acostumbrada a casos difíciles, ya tiene su traje de payasita en el hospital y entonces se vistió y llegó al niño para decirle que le habían dicho, que era un príncipe, y que los príncipes tenían sangre azul, y que como los médicos no creían que fuera príncipe, ocupaban sacarle sangre, por lo que le pusieron algunos juguetes para que estuviera atento, por lo que ya los médicos al sacarle la sangre, al terminar el niño volteo y entonces “Alalu”, le dijo para tranquilizarlo, “ya vez, para que volteas, ya tu sangre se volvió roja”, a lo cual ese niño solo sonrió.

Agregó que ella también realiza charlas sobre Risoterapia, y hace visita a diversos hospitales, por lo que termino diciendo que si la invitan de algún hospital en Colima, con gusto regresaría.