EN ORDEN Y TRANSPARENTE LO QUE VENDEN LOS COMERCIANTES DE LA PULGA: RODOLFO AGUILAR

El tianguis de La Pulga con una tradición de más de 20 años instalándose en los terrenos de la feria de Colima, donde acuden más de 700 comerciantes cada domingo “y a partir de las 5:30 de la mañana estamos listos para recibirlos y para darles el espacio en este es importante mercado”.

Dijo Rodolfo Aguilar, director del Iffecol, quien señaló que “conociendo un poco desde el primer domingo que nos tocó asumir esta responsabilidad, lo primero que hicimos es ver cómo estaban organizados, cuál era la dinámica o el registro que se tenía de cada comerciante, los productos que se vendían en el mismo, es por eso que nos dimos a la tarea de poder empezar a generar una estrategia que diera orden y sobre todo que diera transparencia a lo que aquí se vende”.

Comentó que “nos vamos a ocupar sobre todo lo que se comercializa aquí dentro del mercado de Las Pulgas sea informado primero al Instituto a través de un permiso comercial anual que estamos generando de este 2022, con el cual nosotros tendremos la información del comerciante, quién es el comerciante, en dónde se ubica dentro del mercado Las Pulgas, cuál es su giro comercial y lógicamente con esto firman también una carta compromiso bajo protesta de decir verdad, en dónde nos informan cuáles son los productos que ellos venden y sobre todo que bajo protesta de decir verdad como lo decía, los productos que ellos comercializan no son robados, que no son de una procedencia ilícita”.

Señaló que “con esto del permiso lo que hicimos fue generar un sistema de administración en el cual nosotros ya tenemos perfectamente detectado en una computadora con un mapa de las instalaciones de la feria, ahí podemos ver cómo tenemos ya ubicado cada espacio, cuántos metros mide, a quién se le tiene designado, la mayoría de las personas que tienen su permiso comercial datan de 5 años y hasta más de 20 años que han estado viniendo domingo con domingo, salvo en tiempos de feria y ahora en la pandemia cuando se cerraron los comercios”.

Explicó Rodolfo Aguilar que “generamos en este mismo sistema un concentrado de quién es el comerciante, en dónde vive, en dónde es, qué es lo que ha venido vendiendo, por lo regular son comerciantes que a lo largo de su vida se han dedicado a lo mismo, la mayoría se conocen, es algo que te genera certeza, de que con las personas que estás tratando no son oportunistas o que traen algún artículo robado”.

Indicó que “también existen los comerciantes roladores, son aquellos que sacan cosas de su casas que ya no utilizan y viene aquí a venderlas, pero de la misma manera se les da su permiso eventual y firmen su carta bajo protesta que los artículos que van a mostrar sean de procedencia lícita; por lo regular se instalan en el módulo empresarial de la feria, ahí se les hace el registro, se meten a la base de datos y de esa manera ya están dados de alta”.

Para finalizar, comentó que “los supervisores verifican los espacios, que verdaderamente estén los comerciantes, para tener un control de todo, desde los accesos para tener también el filtro de salud, para que comerciantes y ciudadanos estén bien y haya orden”.