EXIGEN AL CONGRESO DE COLIMA, PROHÍBA LAS “TERAPIAS DE CONVERSIÓN” PARA INTEGRANTES DE LA COMUNIDAD LGBTTTIQ+

  • Desde hace un año la iniciativa fue presentada y no ha sido aún dictaminada

En un documento-exhorto que entregaron a los diputados integrantes de la LIX Legislatura local, el Frente Colimense por los Derechos Humanos de la Diversidad Sexual y de Género, solicitan al Congreso del Estado legislen en contra de los llamados “tratamientos de conversión”.

Ante los medios de comunicación, Jonás Larios Deniz, integrante del Frente y académica de la Universidad de Colima, dio a conocer que el documento señala que en los últimos años han sido testigos e impulsores de grandes avances en el reconocimiento legal de derechos para la población de la diversidad sexual en el estado de Colima, y desde hace un año “esperamos que la iniciativa de ley para prohibir los esfuerzos para corregir la orientación sexual y la identidad de género, ECOSIG, vea la luz y sea aprobada por unanimidad por el pleno del Congreso, aunando al marco legal que protege a un sector de la sociedad que forma parte de los más discriminados en México”.

En este contexto, ponderó la activista, el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (CONAPRED), ha dado a conocer a través de estudios y encuestas, que los ECOSIG, o mal llamadas “terapias de conversión”, llevan en su mismo nombre “el fraude de quienes los ofrecen, pues no son terapias puesto que dichos esfuerzos no pertenecen a la medicina o a la psicología formal y por lo tanto no son terapéuticos, tampoco de conversión, pues intentan partir de la falsa idea de que las orientaciones e identidades sexuales distintas a las convencionales se van a corregir y una enfermedad a curar”.

Indicó que la homosexualidad fue excluida de la lista de enfermedades mentales de la Organización Mundial de la Salud (OMS) desde 1990 y agregó que en 2018 la transexualidad dejó de ser considerado un problema de salud mental.

Es por ello, reiteró que en breve el Congreso del Estado, a través de las diversas comisiones dictaminen ya esta prohibición y sea una realidad en Colima, puesto que no es posible que se mantenga esa actividad en contra de quienes deciden reconocer su identidad sexual y de género.