ALINEAMIENTO TOTAL – AL DESNUDO

Édgar Rodríguez

En las elecciones del domingo 6 de junio de 2021, la 4T liderada por el Partido Movimiento de Regeneración Nacional ganó en Colima la gubernatura del estado, una de las dos diputaciones federales de mayoría relativa, cuatro de las diez alcaldías y diez distritos electorales locales, pero a pesar de tan buena cosecha electoral, las huestes amloístas quieren el control total de los tres poderes del estado y de los organismos teóricamente autónomos. El combo completo para tener todo alineado y que nada se les salga del huacal, desde la presidencia de la República hasta las comisarías y juntas locales pasando por el Poder Judicial y el Legislativo Locales. 

En la mira de la gobernadora electa están, para abrir boca, la Fiscalía General del Estado y la Fiscalía Especializada en Combate a la Corrupción que ni cosquillas le ha hecho a este terrible mal en los casi tres años que lleva en operación. Pero no es por sus resultados insatisfactorios que sus titulares serán desplazados más temprano que tarde de ambos cargos por la nueva gobernadora, sino para evitar que brinquen sexenio y poner en su lugar a gente de toda la confianza de Indira Vizcaíno Silva como Marcos Santana Montes, por ejemplo.

So pretexto de “acabar con los blindajes que pretenden dejar a su paso los mandatarios de oposición, en especial para sustituir a los fiscales transexenales que heredarán los nuevos gobiernos”, los nuevos gobernadores de la 4T llegarán con sus espadas desenvainadas para cortar las cabezas a fiscales como el de Colima Gabriel Verduzco Rodríguez, quien ni yendo a bailar a Chalma librará la ira cuatroteísta.  

En sentido contrario, el gobernador morenista de Baja California que está por ser relevado del cargo, Jaime Bonilla Valdez, presentó ante el Congreso de su estado una iniciativa para que su cuate Juan Guillermo Ruiz Hernández continué al frente de la Fiscalía General  hasta el 1 de noviembre de 2028, pero no para que le cubra la retirada sino porque  “necesita la ampliación para cumplir disposiciones federales, dar continuidad a estrategias, programas y proyectos enfocados a la prevención, así como a la investigación y la sanción de delitos”.

Si el ya casi ex gobernador Peralta, en línea con los usos y costumbres priistas, impuso a su ex roommate estudiantil en CDMX, Bernardo Salazar Santana, en la Presidencia del Supremo Tribunal de Justicia del Estado (STJE), y a otros magistrados y jueces allegados a sus afectos personales, la ya casi gobernadora Vizcaíno en funciones hará exactamente lo mismo con sus cuadernos y libretas, para que todo le quede perfectamente alienado y no haya cerro que se le empine ni cuaco que se le atores en sus seis años de reinado. 

Las cabezas del Poder Judicial del Estado y de las Fiscalía, por su propia salud mental, deben entender y aceptar que llegaron por la nada santa voluntad de un gobernador que ya está fuera de la jugada, y que deberán irse por la ruta que no tiene final para allanarle el camino a quienes la entrante gobernadora tenga a bien designar para que la respalden los seis próximos años. Así es de claro y simple, no hay que darle muchas vueltas al tema ni ponerse flamencos.  

También ecuánimes, serenos y resignados, deberán mostrarse los morenistas de cepa que se ven ya instalados en posiciones de poder e influencia en la próxima administración estatal, pero que a la hora del reparto cuatroteístas serán desplazados por los amigos priistas, verde ecologistas, pesistas y panistas de Indira Vizcaíno Silva. Como no habrá lugar para todos debido a que hay muchos tiradores y la mitad de las secretarías serán eliminadas de tajo por así haberlo decidido ya la señora gobernadora, los de casa deberán hacer de tripas corazón y aceptar sin hacer gestos su desplazamiento por los oportunistas de siempre. Todo sea por su 4T.

Se dice que…

*Por su gran dominio de la materia, Jesús Orozco Alfaro Podría ser el próximo Fiscal Especializado en Combate a la Corrupción del Estado de Colima.

*Guillermo Navarrete Zamora, después de más de dos décadas en la que fue favorecido con muy buenas chambas por su protectores prisitas y panistas, será funcionario de primer nivel en la próxima administración estatal gracias a que, tras bambalinas, operó el tema electoral en la campaña de Indira Vizcaíno Silva.

*Por su comportamiento amigable hacia la 4T y sus candidatos, la magistrada del Tribunal Electoral del Estado, Ana Carmen González Pimentel, será premiada por Indira Vizcaíno con una magistratura en el Supremo Tribunal de Justicia del Estado (STJE).