AYUNTAMIENTO DE MANZANILLO PONE EN RIESGO MEGAINVERSIONES PARA EL PUERTO

Debido a que las autoridades del Ayuntamiento de Manzanillo han retrasado la entrega de permisos, ante la falta de sesiones del Cabildo, se pone en riesgo las inversiones a grandes proyectos que apuestan por el desarrollo económico del municipio.

Así lo señaló el titular de la Secretaría de Fomento Económico en Colima, Walter A. Oldenbourg Ochoa, quien reiteró que ante esta situación se corre el riesgo que estas inversiones se vayan de la entidad.

Hasta el momento, precisó el funcionario estatal, son dos grandes proyectos los que están detenidos, principalmente por la falta de emisión del permiso de construcción.

Oldenbourg Ochoa mostró su preocupación ante las dificultades que existen en el ayuntamiento porteño, ya que la administración municipal debería ser un facilitador para atraer inversiones importantes que generaren derrama económica y detonen miles de fuentes de empleos para su municipio.

En este contexto, ponderó, que ha sido un tema recurrente desde el inicio de la actual administración municipal. Incluso, dijo, se ha tenido que intervenir para evitar que las inversiones se vayan.

Ejemplo de ello, mencionó, el año pasado por esta situación estuvo a punto de retirarse la inversión de cerca de 700 millones de pesos de la Plaza Comercial Galerías, porque llevaba ya más de cuatro años que por diferentes cuestiones no se había logrado los permisos, interviniendo el gobierno estatal haciendo acompañamiento al inversionista incluso con el municipio, para que este tema pudiera salir adelante y está avanzando.

El titular de la SEFOME señaló que otro proyecto que no ha podido avanzar es en el rubro energético, en el que se proyecta una inversión por el orden de los 6 mil millones de pesos y que estaría generando más de 3 mil fuentes de empleo.

Como gobierno estatal, externó, han sido muy respetuosos de las instancias jurídicas que deben obedecer los inversionistas, sin embargo, como SEFOME, sí les han dado acompañamiento jurídico, ya que su función es ser facilitadores para los empresarios.

Reiteró su preocupación por esta situación, donde consideró que el ayuntamiento de Manzanillo podría mejorar por mucho los procesos y simplificar la tramitología, en especial cuando se trata de temas que tiene que aprobar el Cabildo.