COMALA E IXTLAHUACÁN CON MÁS MUERTOS POR COVID-19

  • Trece y once personas fallecen, respectivamente, por cada 100 personas contagiadas del virus SARS-CoV-2
  • Los ocho municipios restantes mantienen un promedio de entre 6 y 10 decesos
  • El semáforo epidemiológico tendrá una vigencia quincenal, será del 7 al 24 de octubre

Al dar a conocer que, del 7 al 11 de octubre, Colima tuvo en promedio 68 casos nuevos confirmados y casi cinco muertes a causa del Covid-19, la titular de la Secretaría de Salud en el estado, Leticia Delgado Carrillo dio a conocer que a pesar de que los casos disminuyen, los fallecimientos no lo hacen en la misma velocidad, teniéndose un promedio de la tasa de mortalidad bajó de 9.6 a 7.8 por cada 100 mil habitantes.

En este sentido explicó que por cada 100 personas que enferman de Covid-19, siete fallecen y este promedio coloca en nivel preventivo a la entidad, en particular a ocho municipios como son: Armería, Colima, Coquimatlán, Cuauhtémoc, Manzanillo, Minatitlán, Tecomán y Villa de Álvarez, que mantienen un promedio entre seis y diez decesos por cada 100 personas contagiadas.

Sin embargo, indicó, ha subido el nivel de alto riesgo en los municipios de Comala e Ixtlahuacán con 13 y 11 personas por cada 100 personas que enferman de Covid-19.

“Ningún municipio está en máximo riesgo en cuanto a la letalidad, pero por eso es muy necesario que las medidas de protección y seguridad en salud se mantengan al cien por ciento en cuanto a su aplicación. Es verdad que el estado lleva tres semanas en el mismo nivel de riesgo, pero no ha disminuido, lo que significa que hay que seguirse cuidando desde casa, escuela, oficina, negocios y sobre todo en la vía pública”, externó.

También indicó que el semáforo epidemiológico que califica el riesgo en la entidad, que por este momento se mantendrá en color amarillo, es decir riesgo moderado, tendrá una vigencia de quince días, siendo del 7 al 24 de octubre.

Esto, señaló, se debe a que los indicadores han disminuido en su porcentaje. Ante esto los municipios, agrupados en las jurisdicciones sanitarias, han establecido una ponderación en descenso de una semana a otra.

Por ello, explicó, la Jurisdicción Sanitaria No. 1, que comprende los municipios de Colima, Comala, Coquimatlán, Cuauhtémoc y Villa de Álvarez bajo a 18 el promedio, cuando la semana anterior tuvo 23; en el caso de la Jurisdicción Sanitaria No. 2, de los municipios de Tecomán, Armería e Ixtlahuacán, subió el nivel de riesgo de 16 a 19 por ciento y en la Jurisdicción Sanitaria No. 3, de los municipios de Manzanillo y Minatitlán, el nivel bajó de 12 a 8 el nivel de riesgo.

En general, precisó, con los resultados al 9 de octubre, presentó una disminución en la Tasa de Reproducción Efectiva que estima el ritmo de transmisión al pasar de 0.84 a 0.79 por cada caso registrado; la ocupación de camas generales pasó de 31 al 22 por ciento y la positividad de 34 a 31 por ciento.

En casos estimados activos por cada cien mil habitantes, Colima pasó de 154 a 94; la tasa de mortalidad bajó de 9.6 a 7.8 por cada 100 mil habitantes y en ocupación de camas con ventilador subió de 27 a 30 por ciento.

Se sigue, resaltó, pidiendo a todos los establecimientos tanto esenciales como no esenciales, tal y como se establece en el SIREC, que se mantengan en estricto apego al control de los protocolos establecidos; respetar el aforo del 50 por ciento, cumplir con los horarios establecidos, privilegiar el servicio a domicilio y filtros con empleados, para protección de la salud dentro de los establecimientos como con sus respectivas familias.

Del mismo modo, agregó, seguir exhortando a la población a que usen de manera correcta el cubrebocas, ya que la mayoría de los contagios se han dado cuando se descuida esta barrera de protección; principalmente a la hora de tomar los alimentos y en lugares cerrados sin guarda la distancia de al menos 1.5 metros.

“Vale la pena que si en casa el lugar para comer no es muy amplio y no tiene una ventilación suficiente se tomen los alimentos por etapas, primero unos y después otros, sin hacer sobremesa, para así disminuir el riesgo de contagios y posibles brotes familiares”, externó.

Y, abundó, como se sabe y queda demostrado, el contar con el esquema completo de vacunación, junto con las medidas de protección, es el escudo completo para defenderse de situaciones graves que puedan llevar a hospitalización y a un riesgo de muerte.

Recordó que actualmente, los días 10 y 11 de octubre, en un horario de 11 de la mañana a 6 de la tarde, se tendrán módulos de atención para las más de 16 mil personas de todo el estado que no se han aplicado la segunda dosis de la vacuna Sinovac, los cuales estarán abiertos en Tecomán y Manzanillo.

Al cierre de la semana anterior se contabilizaban 22 mil 590 casos en lo que va del año, 1 mil 44 fueron defunciones, y de estas 917, que representan el 88 por ciento, no tenían vacuna contra Covid-19. “La evidencia es clara, hay que aplicarse la vacuna”, reiteró.

“Lo que hay, hay que aprovecharlo bien, dimensionemos en la situación en la que nos encontramos”, indicó.

Señaló que al cierre de la semana 39 del 2020 se registraban 353 casos por inicio de síntomas, y en esta misma semana, pero de este año 2021, se registraron 481 casos, cantidad por encima de lo que representó la “primera ola de contagios”. Hay que mantener la guardia, hay que cuidarse y vacunarse para que así el retorno a todas las actividades sea seguro y se avance para que Colima salga adelante.