CONSECUENCIAS DE LA EVASIÓN FISCAL- MANUEL OLVERA SÁNCHEZ

 Aconseja al ignorante, y te

 tomará como su enemigo.

Proverbio árabe.

Manuel Olvera Sánchez

Remitiendonos a la historia observaremos que la humanidad en algun momento busco asociarse con la finalidad de lograr beneficios de manera mutua, de ahí surgio la necesidad de que exisitiera alguna autoridad que regulara dichos beneficios , situación que hoy en dia corresponde a las autoridades gubernamentales ejercer ese mandato que por ley le ha sido conferido.

Una de las obligaciones que tenemos como mexicanos para con el Estado mexicano es la de contribuir al gasto público, tal y como lo marca nuestra Carta Magna, pero independientemente de lo que nos dicta nuestra Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos debemos ser solidarios con la sociedad mexicana, ya que es a ella a quienes nos debemos como profesionistas en nuestras diferentes actividades que desarrollemos.

No me queda duda que muchos de los de los hoy críticos para el régimen del actual presidente de la República Andrés Manuel López Obrador se encuentran aquellos que estaban acostumbrados a no pagar sus impuestos, hoy en día se han convertido en sus principales enemigos debido a que se han establecido mecanismos fiscales a través de los cuales el Estado mexicano les ha cerrado las puertas aquellos evasores fiscales, a aquellos delincuentes fiscales y que hoy en día deben contribuir al gasto público.

Si bien es cierto que muchos de los programas sociales implementadas por el gobierno de la República no desarrolla ningún crecimiento económico, también es cierto que la evasión fiscal representa uno de los mayores desafíos que enfrenta el actual gobierno y no sólo el gobierno de México, a nivel mundial el crecimiento económico depende en gran medida de la de la recaudación fiscal que tienen los países con la finalidad de generar riqueza.

La inequidad a través de la cual se conducen quienes no cumplen con sus obligaciones tributarias obstaculizan el colocar a nuestro país dentro de las economías modernas. Cuando hablo de evasión fiscal me refiero hacia aquellos contribuyentes que omiten pagar todo o una parte  lo que estipula la ley en la materia; cuando me refiero a la inequidad con la cual se conducen algunos contribuyentes  lo hago con conocimiento de causa, y más ya que en el caso de quienes prestamos nuestros servicios para el estado mexicano en el ámbito educativo nuestras contribuciones para el sostenimiento de las finanzas públicas se realiza con apego irrestricto a las normas fiscales.

La percepción social en relación a cumplir con sus obligaciones tributarias al ser de alguna manera imperceptible grenera un deterioro en relación a la responsabilidad social  de estos para con el estado mexicano,  y mas aun se observa con las generaciones actuales quienes en gran medida optan por actuar de manera omisa al desvalorar lo generoso que es el sistema tributario mexicano.

La cultura del no pago representa una afrenta para el estado mexicano desde una visión de gobierno en busca de la equidad, de justicia social, ético y jurídico. Para nadie es desconocido que la sensación percibida al momento de pagar impuestos es de total insatisfacción, lo anterior debido a los antecedentes que son del dominio público en el cual funcionarios al servicio  de las instituciones se han beneficiado de manera ilicta con grandes cantidades de recursos provenientes de las arcas públicas.

Sin embargo, independientemente de lo anterior,  lo mandatado en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos es una obligación de la cual somos sujetos todos los mexicanos y al contribuir de manera puntual evitamos  ser tratados como delincuentes al cometer delitos como: defraudación fiscal, daño a la Hacienda Pública al ocultar los ingresos obtenidos,  realizar actos en los cuales se simulen gastos y en su caso deducibilidad en exceso tendientes a pagar poco o  en su caso nada.

Vale recordar que el proceder de los evasores fiscales se vuelve en algo tan molesto, ya que solo un sector de  la sociedad contribuye para que las instituciones de los tres ordenes de gobierno brinden los servicios públicos que requerimos asi como la derrama económica, sin embargo, los evasores los disfrutan sin contribuir con  lo que por ley les corresponde .

Para nadie es desconocido que las grandes multinacionales y los ricos son los principales evasores fiscales, es a traves de  lagunas o vacíos legales como eluden cumplir con sus obligaciones tributarias sin considerar el daño que están cometiendo a la economía del país en el cual llevan a cabo sus operaciones comerciales, sino que con sus actos delincuenciales afectan la economia de manera mundial al verse varios países involucrados.

Como testimonio de los daños que ocasiona a la económia nacional la evasión fiscal basta tomar en cuenta que tan solo en el año 2016 México dejo de ingresar a las arcas públicas nacionales la cantidad de $ 510 mil millones de pesos que es el equivalente al 2.6 del producto interno bruto en ese ejercicio fiscal.

Las consecuencias de la evasión fiscal deriva en que el estado mexicano deje de prestar servicios de calidad a la sociedad mexicana como lo es en temas de salud, educación, apoyo a la vivienda, seguridad publica, apoyos sociales y otros.

La visión que tenías sobre mí, no la defraudare, eso me fortalece aún más, serás ese impulso para lograrlo.

manuelolverasanchez74@gmail.com

Facebook: manuel Olvera sanchez

Twiter:@manolsa