EL CONTROVERTIDO JUCIO A EX PRESIDENTES – Análisis Político

Por Abel González Sánchez

El próximo domingo 1° de agosto de 2021, a poco menos de dos meses de las elecciones del 6 de junio, los mexicanos hemos sido nuevamente convocados a participar en una controvertida consulta popular, pues además de ser cuestionada, hoy es viernes 30 de julio y la gente no sabe todavía a donde acudirá a votar. Es un evento muy importante para Morena y para muchos ciudadanos inconformes, pero inoperante e innecesaria para el PRI y el PAN, pues los tricolores y azules consideran que es un evento para la grilla contra éstos partidos ya que no tiene ninguna vinculación jurídica entre la boleta que se va a cruzar y las actuaciones legales que debería hacer el Gobierno de la República, los abogados casi todos aseguran que no se requiere dicho plebiscito para actuar contra los expresidentes debido a la legislación federal que ya lo contempla .

INDIRA NO SE HA MANIFESTADO SOBRE LA CONSULTA El presidente del país, Manuel López Obrador es el que ha promovido más esta consulta en las mañaneras y hasta el líder nacional de Morena Mario Delgado Carrillo se reunió en la capital del país con los gobernadores, legisladores y alcaldes para exhortarlos a promover y apoyar la consulta, la mayoría de los gobernadores electos no se han manifestado a la fecha, Indira al parecer tampoco, y Morena sabe que la oposición asegura que dicha consulta es una verdadera farsa.

¿QUÉ ES LA CONSULTA POPULAR? La consulta popular es el instrumento de participación por el cual los ciudadanos, a través  de la emisión del voto libre, secreto, directo, personal e intransferible, toman parte de las decisiones de los poderes públicos respecto de uno o varios temas de trascendencia nacional o regional de competencia de la Federación. La consulta del próximo domingo 1 de agosto es la primera que se hace en la historia del país en un marco legal específico y detallado a nivel federal, según el INE quien participa a regañadientes y para ello tuvieron que presionar políticamente a varios funcionarios y organismos de la federación para realizarla.

LA CLAVE DEL ÉXITO O FRACASO Para que tenga éxito la consulta necesita la participación de 40% de ciudadanos de la lista nominal de electores de todo el país, según el artículo 5 de la Ley Federal de Consulta Popular. En las elecciones federales del pasado 6 de junio, la lista nominal ascendía a 93.676.029 electores, incluyendo a los ciudadanos en el exterior; por tal motivo, es necesario que voten más de 37 millones de personas para que la consulta sea vinculante y trascendente políticamente para la actual administración federal.

LA PREGUNTA La pregunta fue modificada ya que el proyecto original pretendía directamente juzgar a los expresidentes; Carlos Salinas de Gortari, Ernesto Zedillo Ponce de León, Vicente Fox Quesada, Felipe Calderón Hinojosa y Enrique Peña Nieto. Pero la misma Suprema Corte recomendó respetar los derechos humanos y se determinó así; ¿Estás de acuerdo o no en que se lleven a cabo las acciones pertinentes, con apego al marco constitucional y legal, para emprender un proceso de esclarecimiento de las decisiones políticas tomadas en los años pasados por los actores políticos, encaminado a garantizar la justicia y los derechos de las posibles víctimas?”. El ciudadano solo votará mediante una cruz, sí o no.

La consulta popular nacional del próximo domingo es la de mayor calado en lo que va de sexenio y ha recorrido un camino muy largo y de terracería, con grandes baches y curvas peligrosas para sacarla del camino, mas sin embargo vemos a un presidente del país muy decisivo porque se había fijado una meta para realizarla, “la consulta popular va” y ya será para este domingo.

OBJETIVOS DE LA CONSULTA Son varios, el principal es que el 21 de noviembre de 2018 el entonces candidato a la presidencia del país, Manuel López Obrador se comprometió ante los mexicanos que de llegar a la presidencia realizaría una consulta popular para enjuiciar a los expresidentes que han saqueado al país, luego entonces es un compromiso de campaña de un mandatario que mantiene a la mitad del sexenio una amplia popularidad, luego entonces debe cumplir su palabra empeñada con la sociedad.

Además le sirve para fortalecer su gobierno y es la gran oportunidad para que los mexicanos inconformes desahogen en las urnas el coraje político social existente sobre los últimos ex presidentes del país, quienes no cumplieron lo que prometieron y al contrario, se convirtieron en grandes multimillonarios con la venta de la riqueza natural del país y con los recursos del presupuesto federal de los mexicanos, vendiendo o pasando a manos mediante corrupción la infraestructura de beneficio económico social existente como Fertimex, Ferrocarriles de México, entre otras muchas paraestatales, hubo concesiones de carreteras y mineras sin control ni claridad otorgados a grandes empresarios, en ningún país las cuotas de las carreteras son tan caras como en México.

En otras palabras si vamos a votar y supera los votos de los 37 millones, entonces el presidente del país, Manuel López Obrador tiene total apoyo político nacional para exhibir la gran corrupción de los ex mandatarios porque ya tiene las pruebas y así podrá detener alguno de ellos y de altos ex funcionarios para ponerlos tras las rejas, pero si la gente no va a votar es como decirle “señor presidente a nosotros nos vale un comino lo que haga con los ex mandatarios” y así nuestro presidente se lava las manos, no podemos cuestionarlo, entonces los ciudadanos tenemos la palabra.