EL ROL DEL CFO EN LA TRANSFORMACIÓN DIGITAL

Por Sebastian Grady, presidente de Rimini Street

La transformación digital es en la actualidad la prioridad principal para la mayoría de las organizaciones y, si no lo es, debería: en 2020 solo el 15% de las empresas anticiparon este cambio, pero ese número está comenzando a acelerarse. En la mayoría de los casos, la responsabilidad de llevar a cabo esta transición recae sobre los hombros de los CIOs, los líderes de TI y sus equipos. Algunas organizaciones claramente van más avanzadas en sus jornadas hacia la transformación digital que otras lo que nos lleva a preguntarnos, ¿cuál es la calve de estos CIOs para adelantarse a su tiempo?

Estos CIOs tienen en común un sólido trabajo en conjunto con un CFO que comprende el valor de la transformación digital para sumar a la organización. En una encuesta reciente de Dimensional Research el 80% de los CFOs son optimistas respecto de la transformación digital y el 92% piensan que una excelente relación con su CIO es clave para el éxito empresarial.

Sentando las bases para el éxito

A medida que la tecnología continúa creciendo a paso acelerado se acrecienta el rol de los directores financieros dentro de la organización quienes deben tener un conocimiento sólido de sus clientes y mercados y del papel de la tecnología para relacionarse con ellos. Esta situación crea la necesidad de una colaboración más estrecha entre los departamentos de tecnología y finanzas.

Con la transformación digital en lo más alto de la lista de prioridades para la mayoría de los CFOs, una sólida asociación CFO-CIO es más valiosa que nunca. Quienes toman las decisiones financieras deben aprender el lenguaje tecnológico y los CIOs deben aprender más sobre la lógica financiera. En un contexto amplio, ya sea transformación digital o infraestructura, esto implica una mirada crítica a los gastos operativos que entienda el presupuesto de TI como un valor que suma a la organización.

Los CIOs actuales necesitan asociarse con los CFOs para ayudar a guiar las inversiones en las agendas de transformación digital de su organización, maximizar los retornos y mitigar el riesgo. Esta asociación brinda a las organizaciones una mejor oportunidad de implementar un plan de trabajo de transformación digital que tenga sentido en función de sus necesidades únicas y específicas de la compañía.

Como en cualquier relación, la comunicación es clave. Cuanto más transparentes sea más probable es que los departamentos de finanzas y tecnología se alineen con objetivos y expectativas realistas en lo que respecta a la transformación digital.

Cada victoria es valiosa

Desde la perspectiva del CIO y del departamento de TI, el CFO es el guardián que colabora con para ejecutar iniciativas digitales. Es importante saber y comprender que el director financiero es bien el aliado clave al que necesitan persuadir para que ayude a convencer a quienes tienen voz y voto en la aprobación final.

Esta es la razón por la que una estrategia sólida de transformación digital consiste en implementar iniciativas de manera paulatina. Dividir un proyecto grande en partes más pequeñas facilita que los CIOs demuestren el valor comercial de cada componente al CFO que crea una serie de ganancias acumuladas en la jornada hacia la transformación digital y sienta las bases para la financiación de iniciativas futuras. Estos deben ser proyectos de alto impacto que hagan que los equipos sean más eficientes, aumenten la productividad, mejoren la experiencia del cliente y generen mayores ingresos.

Esta estrategia ganó fuerza durante la reciente pandemia mundial cuando los presupuestos se restringieron debido a la inminente incertidumbre económica. Según la encuesta de Dimensional Research el 77% de los CFOs dijeron que el panorama empresarial extremadamente desafiante del año pasado fortaleció su relación con su CIO.

“Para asegurar el éxito un CFO es el guardián que ayuda a impulsar iniciativas de transformación junto con el CIO valorando los gastos e inversiones de capital que son beneficiosas para la organización”, dijo Jim Gray, vicepresidente ejecutivo y director financiero de Ingredion. “Los CFOs y CIOs desempeñan un papel fundamental en la colaboración para controlar los riesgos dentro de una organización mientras desarrollan nuevas estrategias para el crecimiento empresarial”.

Todo esto hace permite pensar de manera optimista la relación CIO-CFO. Si bien es cierto que la comunicación es un ingrediente clave para una relación exitosa la realidad de vez en cuando habrá tensión. En ocasiones cuando un CIO se acerque a un CFO en busca de presupuesto el CFO no podrá aprobarlo.

Cualquier relación laboral pasa por altibajos, es parte del negocio. En algunas ocasiones habrá victorias conjuntas para celebrar y en otras habrá desacuerdos. Pero si la transformación digital es un objetivo comercial, la relación CIO-CFO es crítica y ambos líderes se beneficiarán de trabajar en armonía para crear una asociación sólida que logre alcanzar los objetivos de la empresa.

###

Acerca de Rimini Street, Inc.

Rimini Street, Inc. (Nasdaq: RMNI) es un proveedor global de productos y servicios de software empresarial, el proveedor de soporte independiente líder para productos de software Oracle y SAP y socio de Salesforce. La Compañía ofrece servicios de soporte y administración de aplicaciones integrados, de alta capacidad y con gran capacidad de respuesta que permiten a los titulares de licencias de software empresarial ahorrar costos significativos, liberar recursos para la innovación y lograr mejores resultados comerciales. Hasta la fecha, más de 4000 organizaciones Fortune 500, Fortune Global 100, del mercado medio, del sector público y otras organizaciones de una amplia gama de industrias han confiado en Rimini Street como su proveedor de servicios y productos de software empresarial de aplicaciones de confianza. Para obtener más información, visita http://www.riministreet.com, sigue @riministreet  en Twitter y encuentra Rimini Street en Facebook y LinkedIn.

Declaraciones a futuro

Ciertas declaraciones incluidas en esta comunicación no son hechos históricos, pero son declaraciones a futuro para los propósitos de las disposiciones de puerto seguro bajo la Ley de Reforma de Litigios de Valores Privados de 1995. Las declaraciones a futuro generalmente van acompañadas de palabras como “puede”, “debería”, “Haría”, “planear”, “pretender”, “anticipar”, “creer”, “estimar”, “predecir”, “potencial”, ” parecer”, “buscar”, “continuar”, “futuro”, “esperar”, “panorama” u otras palabras, frases o expresiones similares. Estas declaraciones prospectivas incluyen, entre otras, declaraciones con respecto a nuestras expectativas de eventos futuros, oportunidades futuras, expansión global y otras iniciativas de crecimiento y nuestras inversiones en tales iniciativas. Estas declaraciones se basan en varias suposiciones y en las expectativas actuales de la administración y no son predicciones del desempeño real, ni estas declaraciones de hechos históricos. Estas declaraciones están sujetas a una serie de riesgos e incertidumbres con respecto al negocio de Rimini Street, y los resultados reales pueden diferir materialmente. Estos riesgos e incertidumbres incluyen, entre otros, la duración y los impactos económicos, operativos y financieros en nuestro negocio del impacto de la pandemia de COVID-19, así como las acciones tomadas por las autoridades gubernamentales de EE. UU., clientes u otros en respuesta a la pandemia de COVID-19; eventos catastróficos que interrumpen nuestro negocio o el de nuestros clientes actuales y potenciales, cambios en el entorno empresarial en el que opera Rimini Street, incluida la inflación y las tasas de interés, y las condiciones financieras, económicas, regulatorias y políticas generales que afectan a la industria en la que opera Rimini Street ; desarrollos adversos en litigios pendientes o en la investigación del gobierno o cualquier litigio nuevo; nuestra necesidad y capacidad para obtener financiamiento adicional de capital o deuda en condiciones favorables y nuestra capacidad para generar flujos de efectivo de las operaciones para ayudar a financiar una mayor inversión en nuestras iniciativas de crecimiento; la suficiencia de nuestro efectivo y equivalentes de efectivo para cumplir con nuestros requisitos de liquidez; los términos y el impacto de nuestras Acciones Preferentes Serie A del 13,00% en circulación; cambios en impuestos, leyes y regulaciones; actividad competitiva de precios y productos; dificultades para gestionar el crecimiento de forma rentable; la adopción por parte del cliente de nuestros productos y servicios recientemente introducidos, incluidos nuestros servicios de administración de aplicaciones (AMS), Rimini Street Advanced Database Security y servicios para los productos Salesforce Sales Cloud y Service Cloud, además de otros productos y servicios que esperamos introducir en el futuro cercano; la pérdida de uno o más miembros del equipo de gestión de Rimini Street; incertidumbre en cuanto al valor a largo plazo de las acciones de Rimini Street; y los discutidos bajo el título “Factores de riesgo” en el Informe anual de Rimini Street en el Formulario 10 presentado el 3 de marzo de 2021, y según lo actualicen periódicamente los futuros Informes anuales de Rimini Street en el Formulario 10-K, Informes trimestrales en el formulario 10-Q, Informes actuales en el formulario 8-K y otras presentaciones de Rimini Street ante la Comisión de Bolsa y Valores. Además, las declaraciones prospectivas brindan las expectativas, planes o pronósticos de Rimini Street de eventos y puntos de vista futuros a la fecha de esta comunicación. Rimini Street anticipa que los eventos y desarrollos posteriores harán que las evaluaciones de Rimini Street cambien. Sin embargo, mientras Rimini Street puede optar por actualizar estas declaraciones prospectivas en algún momento en el futuro, Rimini Street específicamente renuncia a cualquier obligación de hacerlo, excepto según lo requiera la ley. No se debe confiar en que estas declaraciones prospectivas representan las evaluaciones de Rimini Street en cualquier fecha posterior a la fecha de esta comunicación.