HÉCTOR INSÚA PRESENTA ACUERDO DE AUSTERIDAD

-Se eliminará el pago de gasolina y telefonía celular a los integrantes del cabildo y directores +Ningún servidor público tendrá vehículo oficial para su uso personal, incluido el presidente municipal +Con la medida se logrará un ahorro aproximado de 20 millones de pesos

El presidente municipal de Colima Héctor Insúa García presentó la propuesta del Acuerdo de Austeridad, con el cual se garantiza el manejo honrado de los recursos públicos y que además generará un ahorro que oscilará en 20 millones de pesos, dinero que se destinará a la atención de diversas peticiones que se han hecho, a través de los Comités de Participación Ciudadana de las colonias, y de las autoridades auxiliares en las comunidades rurales del municipio.

Lo anterior durante sesión ordinaria de cabildo, donde el alcalde entregó la iniciativa para el análisis y posterior discusión y en su caso aprobación del cuerpo colegiado.

Con respecto al alcance del Acuerdo de Austeridad, Insúa García dejó en claro que se contempla suprimir gastos de representación, de orden social y el pago de notas de consumo en restaurantes a cualquier servidor público municipal. Además, agregó que “no se otorgará más combustible, a través de vales o cualquier otro medio, a los miembros del Cabildo, así como a los Directores Generales y de Área”.

Refrendó su compromiso por el manejo adecuado y transparente de los recursos públicos, por ello se reducirán a la mitad los gastos para viajes y comisiones oficiales; aclaró que todo viaje autorizado deberá ser plenamente justificado y que se mantiene la prohibición de adquirir boletos de avión en primera clase.

Indicó que sigue prohibido adquirir vehículos de lujo o de gama alta, y que además por tener funciones no sustantivas en la operación del Ayuntamiento, se darán de baja 19 unidades, mismas que se ofrecerán a través de una subasta pública, “adicionalmente ningún servidor público contará con vehículo oficial para su uso personal; incluyéndome a mí, y todos los vehículos oficiales, sin excepción, portarán una leyenda con el número telefónico en el que la ciudadanía podrá reportar su uso indebido”.

De acuerdo con el documento presentado, el alcalde sostuvo que quedará prohibido el pago del servicio de telefonía celular con cargo al erario, de cualquier servidor público municipal, con la excepción de aquellos que desempeñen tareas de seguridad y protección civil, “y seguirá prohibida la contratación de seguros de gastos médicos mayores y cualquier otro servicio de salud con empresas privadas”.

Dada la difícil situación económica que se ha venido agravando trienio tras trienio, este acuerdo por la austeridad, también busca sumar la solidaridad sindical, por lo tanto serán cubiertas las prestaciones que deben ser otorgadas directamente a los trabajadores del Ayuntamiento y organismos descentralizados y quedará prohibida la entrega de apoyos económicos o en especie a las organizaciones sindicales legalmente constituidas.

El munícipe también refirió que la propuesta del acuerdo incluye la terminación del denominado “Proyecto 35”, autorizado por el Cabildo de Colima, el 31 de julio de 2015, por lo que terminaría toda relación laboral que se tiene hasta el momento con los jubilados y pensionados, que con motivo de dicho proyecto, continúan laborando para el Ayuntamiento.

También propuso instruir a la Oficialía Mayor y a la Dirección General de Asuntos Jurídicos para realizar un análisis integral del Tabulador de Remuneraciones, así como de las percepciones que se cubren a cada servidor público para que se elimine cualquier compensación adicional no justificada.

En su propuesta Héctor Insúa contempla una iniciativa de reforma a la Ley del Municipio Libre para que el Congreso local integre la Contraloría Municipal en la nueva dinámica del Sistema Nacional Anticorrupción.