HOMENAJEAN EN ZAPOTLÁN AL COLIMENSE DON JOSÉ MIGUEL ROMERO DE SOLÍS POR SU 80 ANIV.

*Por el historiador e investigador Fernando G. Castolo

En días pasados, el reconocido historiador y cronista de Zapotlán El Grande Fernando G. Castolo, decidió homenajear al colimense José Miguel Romero De Solís, de quien comentó:

Recordar al maestro Romero de Solís me hace trasladarme a esos torpes pasos en que me iniciaba, relativamente, como titular de la dependencia archivística de Zapotlán. Él fue un guía certero y sincero, preciso y preciado.

Después, cuando supe sobre su paso por la institución eclesiástica, despertó en mí el deseo, ya hace años reprimido, de ingresar al Seminario. Lo hice, aunque tristemente visualicé que no era mi vocación. Claro que no hubo decepción, sino un enorme crecimiento, porque el experimento edificó de forma contundente nuestra humilde condición humana.

Romero de Solís ha sido, más que un amigo, un verdadero maestro de la vida. Con la lectura de su “Kariotis” he evidenciado esa su alta dimensión humanística.

Su casa de rasgos beatíficos, en la que he tenido obsequios muy generosos por parte de su esposa doña María Elena Abaroa, enmarca esa personalidad tan suya en todos los rincones, porque además de ser un enamorado de la profesión que abrazó por convicción: el arte de historiar, es un enamorado de Colima, de su gente, de su gastronomía, de su arquitectura, de sus paisajes, de su aroma a sal, a coco, a vástago, a limón y a la tierra en general que la ha hecho suya, así como Colima lo ha aceptado en calidad de uno más de sus queridos hijos.

Desde la antigua Zapotlán, con estos vagos pensamientos, rindo mi humilde homenaje a ese enorme personaje de Colima como lo es don José Miguel Romero de Solís.