La delincuencia suelta y las patrullas abandonadas

Cerca de 50 patrullas permanecen sin uso en la explanada de la antigua Zona Militar de Colima, las unidades comienzan a descomponerse por el abandono. Las unidades son parte de las 157 camionetas que adquirió en arrendamiento el Gobierno del Estadoy que se requieren para combatir la “ola de violencia” que se vive en la entidad desde hace ya 6 días.

Dichas unidades fueron adquiridas por el Gobierno de Indira Vizcaíno a mediados del mes de noviembre y de inmediato, en tandas, fueron entregadas algunas a las diversas corporaciones de seguridad pública del Estado y de los municipios.

Estas unidades, las 157, fueron adquiridas en arrendamiento, que fue firmado el 15 de octubre de 2021, todavía durante la administración del gobernador José Ignacio Peralta Sánchez, por adjudicación directa a la empresa Lumo Financiera del Centro S.A. de C.V. Sofom E.N.R., con domicilio en el Estado de México.

Según los términos acordados, la empresa se comprometió a entregar al gobierno estatal 152 patrullas equipadas para ser usadas durante 36 meses, a cambio de 296 millones 982 mil 848 pesos con 16 centavos, que serán pagados mediante parcialidades mensuales.

Con base en los datos anteriores, el costo promedio que se pagará por la renta trianual de cada patrulla es de 1 millón 953 mil 834 pesos con 52 centavos, esto es, un monto anual de 651 mil 278 pesos con 17 centavos.

Por lo tanto, el gobierno estatal estará pagando, a lo largo de tres años, mensualidades de 8 millones 249 mil 523 pesos con 56 centavos por concepto de la renta de las 152 patrullas.

Hoy, a casi 3 meses, esas Unidades permanecen en la explanada de la antigua Zona Militar, en deterioro, empolvadas, sin uso, mientras que la violencia crece en la entidad.