LA EDUCACIÓN EN EL ESTADO DE LA DESCOMPOSICIÓN – HUMANITAS

Mtra. NIKOLA VARGOVA

Hace unos días me toco entrar a una prestigiada escuela pública, que prácticamente lleva un año y medio en el abandono y misma me di la pregunta ¿Cómo es posible realmente destruir en tan corto tiempo lo que se considera como pilar de una sociedad, la educación básica de nuestros hijos? El derecho internacional reconoce la educación inicial como el derecho de la niñez y es responsabilidad del Estado garantizar el cumplimiento de este derecho. El incumplimiento o la pura omisión de establecer la parte normativa, que puede asegurar un cumplimiento efectivo, finca la responsabilidad al Estado representado por sus funcionarios públicos.

En México hay según las estadísticas todavía 5.7% de la población (de 15 y más años) que no sabe leer ni escribir, según Inegi el año 2019 el número de los hogares que tienen internet se aumentó hasta 56.4% que, aunque ha crecido de manera significativa, no representa todavía todos hogares donde hay niños de la educación inicial, 45.9% de los hogares no tienen ni una televisión y menos otro medio como recibir la transmisión del programa educativo. Durante un año y medio generamos la desigualdad entre los que tienen y los que no tienen recursos ni posibilidades asegurar la transmisión del programa educativo o de tomar una clase virtual.

La educación básica forma sin duda uno de los pilares de cada sociedad desarrollada. Es uno de los factores que más influye en el avance y progreso de las personas y de las sociedades. Además de proveer conocimientos, la educación enriquece la cultura, el espíritu, los valores y todo aquellos que nos caracteriza como seres humanos. Aunque es cierto que los valores en nuestros hijos vienen desde la casa, educar va más allá de formar. Se educa en la suma de conocimientos, valores y actitudes. Cualquier falta de atención y de recursos en la educación empobrece la sociedad. La educación de calidad logra que las personas sean capaces de crear sus propias opiniones, tener criterio propio, ser más creativas y más atrevidas para poner en marcha sus propios proyectos. En estos momentos aparte, que no hay dinero para pagar los maestros, las escuelas prácticamente después de un año y medio se quedaron sin mantenimiento, si no estuvieron vandalizados que se reflejó de manera negativa en el estado de las instalaciones. Algunas escuelas ni tienen fechas de regreso a las clases presenciales, porque no pueden asegurar a nuestros hijos lo básico, la luz y el agua. Es literalmente un suicidio social. El sistema educativo está colapsando, que finalmente va a terminar en el fracaso de la sociedad, porque nuestros hijos en 20 años, cuando talvez algunos de nosotros vamos pensar a jubilarse, ellos van estar en la edad productiva, con los hábitos y necesidades, que nos trajo esta pandemia.

La educación a lo largo de la vida se basa en cuatro pilares: aprender a conocer, aprender a hacer, aprender a vivir juntos, aprender a ver. ¿Y cuál de todos en estos momentos proporciona el Estado a nuestros hijos, como garantías fundamentales?