PRESO DE TUS ACCIONES – AJEDREZ POLÍTICO

Por: Eduardo Bravo*

Como lo dice el famoso refrán “el que nada debe, nada teme”, en la misma sintonía debería de actuar el excandidato del PAN a la presidencia de la república; Ricardo Anaya, el cual mencionó que es víctima de una venganza política por parte del presidente; Andrés Manuel López Obrador.

En días pasados Anaya, fue de los principales críticos de la consulta popular para enjuiciar a los expresidentes de México, por sus actos del pasado, comentando que “… el gobierno debe de aplicar o no aplicar la ley cuando ya sabemos la respuesta. ¡No caigamos en su juego!, exijamos que se cumpla la ley… “.

Ricardo Anaya es una de las 70 personas que el exdirector de Pemex; Emilio Lozoya, acusa de ser parte de la red de sobornos del caso Odebrech, así lo informó la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF). Dichos sobornos sirvieron para comprar a los diputados y senadores que votaron a favor de la reforma energética.

El excandidato del PAN cae en una contradicción discursiva, primero en decir que la ley no se consulta se aplica en el caso de los expresidentes, y después cuando se le cita a comparecer por las acusaciones en el caso Lozoya y la privatización de Pemex , dice que se trata de persecución política del presidente.

Si Anaya es tan inocente como comenta, no tendría ninguna necesidad de huir del país, como lo publicó en un video que se difundió en las redes sociales. Por su parte el presidente Andrés Manuel, refirió que si Anaya es inocente, que se defienda con la fuerza de la verdad, que no huya, que de la cara.

Tanto Ricardo Anaya, Enrique Peña Nieto, Luis Videgaray Caso, diputados, senadores y todos los involucrados del pacto por México (PRI, PAN y PRD), son culpables de entregar los recursos energéticos a potencias extranjeras como los EUA, Canadá y España, y deben de ser sentenciados como traidores a la patria.

No más presos políticos, si políticos presos.

*Creador de la columna: Ajedrez Político, licenciado en ciencias políticas por la UdC, analista independiente en temas socio políticos, colaborador en diferentes medios de comunicación y miembro de la red mundial: modernidad/colonialidad.