CUANDO EL ESTADO TE FALLA

Si el Estado no cumple en proteger a sus gobernados te falla.

En el último informe que presentó el Estado mexicano ante Naciones Unidas, para saber cómo hemos avanzado en los problemas nacionales que aquejan a nuestro país; feminicidio, inseguridad, ejército en las calles haciendo tareas de seguridad, corrupción, impunidad, democracia, por decir solo algunos, los integrantes que cuestionan a los Estados parte de ONU en el momento de rendir su informe, le han dicho al estado mexicano que nos caracterizamos por ser un país que no respeta la ley; o sea, buenos para presentar iniciativas y luego aprobarlas, pero no las usamos, en otras palabras buenos para debatir en el parlamentarismo pero que eso no coincide con los resultados, como dijera el dicho “mucho ruido y pocas nueces”.

 Y es ahí, es donde se activa el reclamo mundial, incluyendo los países más avanzados, al refregarles en la cara a los servidores públicos que están encargados de proteger a los derechos de sus gobernados, “cuando el estado te falla”.

Un reclamo que le duele hasta el alma a los servidores públicos de países avanzados, porque significa que ellos que representan al Estado, no fueron capaces de protegerlos y saben también, que después de este reclamo, las víctimas saben cuáles son sus derechos y posteriormente el Estado enfrentará una demanda económica millonaria, porque sus servidores públicos que lo representan fallaron en su encomienda y seguramente terminan despedidos y dados de baja sin honores.

En los países como el nuestro, no se ha logrado que los servidores públicos se sensibilicen con las víctimas, el total de las fiscalías generales en los estados y la federal de la República mexicana, lejos de proteger a las víctimas, las intimidan y las revictimizan, y cuando por excepción (casi ninguna víctima lo hace porque no confía en las fiscalías) reciben un reclamo de esta naturaleza, lo ven como un ataque y empieza a   vengarse, ya no la tratan bien, no avanzan, la ven como sospechosa, se coluden con los acusados y por supuesto la víctima se decepciona y es por eso que a pesar de tener un sistema victimal federal y estatal, el cual no ha funcionado en lo absoluto y en lo absoluto significa nada, porque no han logrado cambiar la ineficiencia de investigación de los delitos o de las violaciones a derechos humanos, mucho menos prevenirlos.

¿Hasta cuándo las fiscalías se sensibilizarán con las víctimas? ¡hasta cuándo! No se sabe, todo esto tiene que ver con el perfil de los servidores públicos que la representan, pero también gran parte la tenemos como sociedad, porque no reclamamos nuestros derechos, somos sumisos, también somos insensibles ante el dolor ajeno, si a mí no me ha pasado nada, sigo en la cómoda, cuando un servidor público comete una arbitrariedad y ya no se diga, si se trata de un personaje político, vienen las avalanchas de críticas, sin embargo, es todo lo que aportamos, si se trata de defender ya no actúo; ahí no, porque me salgo de mi comodidad, así el Estado nos tiene bien medido, te encuentras con opiniones que no dejan de ser ciertas cuando te dicen“ ¿Y que me gano con denunciar? si ni siquiera se investiga, muchas veces las víctimas terminan siendo discriminadas, más del 90% de impunidad en México, ¿qué caso tiene denunciar? y ahí se acaba la plática, ¡porque es verdad!.

¿Hasta cuando las autoridades en la investigación de los delitos federales y estatales en México se sensibilizarán con las víctimas? ¿hasta cuando dejarán de fallarle a los gobernados?, por el momento, no se ve cuándo; Ojalá empiecen a hacerlo.

abogado.angelduran@hotmail.com