EN COLIMA IMPLEMENTAN LA APLICACIÓN SANENT PARA ENFERMOS DIABÉTICOS

Colima es piloto en el desarrollo de un tablero de información y una aplicación móvil para la atención de la diabetes tipo 2, en primer nivel de atención médica, con lo que se busca evitar la aparición y progresión de complicaciones por la enfermedad.

El encargado en la subdirección en atención médica de los Servicios de salud en el Estado de Colima, Fabián Rojas Larios explicó que este programa piloto se desarrolla desde el 2020 cuando a través del Consejo de Salubridad General y el Sistema de Análisis de Enfermedades no Transmisibles (SANENT), tuvieron la iniciativa de buscar y aprovechar las tecnologías de la información ante la pandemia del Covid-19, ya que disminuyó la capacidad de respuesta para enfermos diabéticos.

Por ello, se optó por utilizar dispositivos móviles para tener una vigilancia mayor de los enfermos de diabetes.

“Los investigadores que formularon este proyecto buscaron   que el paciente diabético tenga una forma amigable de conocer la responsabilidad de su enfermedad y en segundo lugar, que el médico, que está en un primer nivel, realice una evaluación integral”, expuso durante la entrevista.

Los avances corresponden al piloto implementado en el centro de salud de la colonia La Virgencita, en la ciudad de Colima, en el que participaron 30 pacientes en la primera fase, teniendo como resultado que el 50% se ubicó en el rango menor de 130 en glucosa sérica y menor al 7% de la prueba de hemoglobina glucosilada, y el 36.4% en metas de control, así como 77.3% en control del colesterol y 68.2% en metas de triglicéridos, entre otros resultados. De enero a julio se realizó en estos pacientes una evaluación de manera integral.

Se concluyó que los pacientes se apegaron adecuadamente al proyecto, participando de manera activa y logrando mejoras significativas en su seguimiento y calidad de vida.

Rojas Larios explicó que el paciente descarga la aplicación de manera gratuita en su teléfono móvil y en la computadora del médico se instala un software, el cual pueda tener un visualizador de lo que registra esa aplicación. El expediente solo lo puede consultar el médico tratante y el paciente, ya que es una información personal.

En este proyecto, además de investigadores nacionales, participan colaboradores de la Universidad de Florida y de Colombia, especialista en el área de diabetes y en la atención y promoción de la salud para pacientes diabéticos.

Previamente se realizó un diagnóstico para evaluar los puntos claves en un paciente con diabetes, tomando en cuenta las políticas de salud, las guías internacionales y las guías de práctica clínica. Por eso, la app busca evaluar todos esos criterios que solicita la guía de práctica clínica.

La app evalúa los niveles de azúcar, mide el colesterol para disminuir los riesgos de enfermedades cardiovasculares, mide su presión arterial, se hace una evaluación de fondo de ojo para prevenir la retinopatía diabética y también realiza una evaluación de los pies para prevenir el pie diabético, entre otros factores.

Esos diagnósticos le permiten al médico de primer nivel tomar decisiones y en su momento referir a los pacientes a unidades especializadas, como son hospitales de segundo nivel, para la valoración por algún médico internista o algún especialista.

Fabián Rojas señaló que aún no se puede implementar en todas las unidades de salud, ya que se inició como una prueba piloto. En la segunda fase se pretende tener una población de más de 500 pacientes, con la finalidad de empezar a evaluar la evolución del paciente,  la prevención de compliaciones, la detección oportuna de algunas complicaciones y empezar a evaluar la calidad de vida o problemas de carácter psicológico.

En la primera fase se buscó que la app cumpliera con las expectativas del paciente y del médico, las cuales se cumplieron.