LICENCIA DE CONDUCIR PERMAMENTE – TAREA POLÍTICA

José Luís Santana Ochoa

El Congreso de Tamaulipas aprobó recientemente que la licencia de conducir vehículos de motor en ese estado sea permanente. La atinada disposición legislativa libera a los automovilistas de repetir una y otras vez los  mismos trámites engorrosos cada  vencimiento de la misma, al mismo tiempo que aligera la carga de trabajo de las oficinas que la expiden y disminuye los riesgos de corrupción. En Colima, es un pesado calvario realizar cualquier trámite en las terriblemente burocratizadas oficinas de licencias para conducir y del registro vehicular. Con el carácter permanente del documento en cuestión, solamente una vez en sus vidas los automovilistas se someterían a tan indebido castigo.  

La vigencia permanente de la licencia de conducir en Tamaulipas, fue propuesta y respaldada con sus votos por los diputados integrantes del Grupo Parlamentario del Partido Movimiento de Regeneración Nacional, convencidos de que la misma “otorga seguridad jurídica y apoya a la economía familiar”, por un lado; y por el otro, porque “es viable la eliminación de la temporalidad de la licencia de conducir, toda vez que la misma no se justifica , pues el nombre propio y la filiación de los automovilistas no cambian con el paso del tiempo; ni garantiza la concurrencia física de la persona, ni la certificación de sus aptitudes. Ya no vamos a permitir que se cobre algo que no debe cobrarse”.

Hay que recordar que hace unos días el diputado local panista Crispín Guerra Cárdenas presentó una iniciativa en el Congreso del Estado con el propósito de que “haya placas únicas para los vehículos y con esto evitar los reemplazamientos como se venía acostumbrando en cada administración nueva que entraba al Gobierno del Estado”. Aunque hasta ahora no ha sido secundado por la mayoría morenista, debe seguir insistiendo en el tema y, también, proponer que se instaure en Colima la vigencia permanente de la licencia de conducir como lo han hecho en Tamaulipas los legisladores de la 4t.

Así como en el caso de la matricula vehicular permanente  “hay otros medios de contribuciones por parte de los propietarios como son los hologramas y tiene toda la información la Subsecretaría de Movilidad, por lo tanto creemos que cambiar placas sería un gasto innecesario para todos los colimenses”, tratándose de las licencias de conducir aplica su mismo argumento. Basta con que le asignen un precio justo y razonable a la nueva licencia para conducir parmente. 

 “Recordemos que ha sido una costumbre de los gobiernos para darle su toque y su color a cada administración cambiaban las placas todos los propietarios de vehículos, algo que es relativamente innecesario, pero aparte de eso costoso para todos los contribuyentes, es algo de lo que estaremos defendiendo a los ciudadanos para que se considere y vaya quedando el tema de las placas únicas; si bien es cierto que la administración anterior no las cambió por una presión de social que hubo, la ley se los sigue permitiendo”, argumentó en su oportunidad el diputado Guerra Cárdenas. En ese mismo sentido podría ser su razonamiento cuando tenga a bien presentarles a sus colegas de la LX Legislatura Estatal  la iniciativa de la licencia de conducir permanente.

Placa vehicular permanente y licencia para conducir permanente, son una fórmula inteligente para abonarle a la seguridad pública, eliminar cargas burocráticas innecesarias a los contribuyentes cautivos que son los automovilistas y mejorar las operaciones de las oficinas que las expiden. De seguro que ambas iniciativas serán respaldadas por los diputados locales de Morena como lo hicieron sus camaradas tamaulipecos con la licencia para conducir permanente. ¡O no? 

EL ACABO

             Gracias a que gentilmente Protección Civil Estatal Colima y a la Coordinación de Turismo de Ciudad Guzmán le abrieron a Rosa María Bayardo Cabrera, Secretaria de Fomento Económico del Gobierno del Estado, el acceso al Parque Nacional Nevado de Colima cerrado a los simples  mortales “debido a las condiciones climáticas adversas y con la intención de prevenir accidentes”, ella pudo disfrutar de la nieve como si estuviera en Canadá o en Rusia, y el pueblo bueno de Colima sometido a fuego cruzado, verla hermosa, feliz y contenta.