CAMBIOS EN SEGURDAD PÚBLICA, EL GRAN RETO – ANÁLISIS POLÍTICO

Por Abel González Sánchez

Con el cambio del titular de la Fiscalía General en el Estado designando a Bryant Alejandro García Ramírez en sustitución de Gabriel Verduzco, quien a pesar de faltarle tres años en el cargo renunció pactando la transición para su jubilación el 1 de noviembre, de esta forma inicia otra nueva etapa en materia de seguridad pública en Colima, empezaron con la Fiscalía General, antes denominada Procuraduría de Justicia, se sabe que habrá muchos cambios de los mandos y directivos que llegaron hace tiempo del centro del país y tendrán que regresarse, se reorganizarán los servicios de los Ministerios Públicos en todo el estado, pues García Ramírez necesariamente tendrá que designar a su nuevo equipo.

Los cambios en materia de Seguridad Pública en la entidad son necesarios y han trascendido que serán en todas las dependencias del área y no únicamente en el nivel del Gobierno Estatal, también le llegarán al poder Judicial para acabar con ciertas malas mañas, se esperan cambios en todas las áreas ligadas a la seguridad pública estatal, en los municipios y en las áreas de la federación, como son la representación de la Fiscalía General de la República en Colima, así como de la zona naval y militar, pues las necesarias remociones están basadas por el lamentable escenario estatal criminal y por los resultados electorales del pasado 6 de junio ante la gran demanda popular que reclama un cambio total en la seguridad pública.

Colima vive una etapa de inseguridad pública mayor que otras entidades porque supera la media nacional, de enero a mayo del 2021, se han registrado 210 homicidios dolosos. En lo que respecta a las víctimas de este delito suman a 22 mujeres, entre ellas una menor de edad, hubo 4 muertes de mujeres más que se consideraronfeminicidios, 

SECUESTROS El Estado de Colima se ubica en el segundo lugar con más casos de secuestro por cada 100 mil habitantes, los casos de violación en el Estado de Colima también tienen un incremento considerable del 64% y se observan aumentos en distintos delitos de la misma índole como el abuso sexual y el hostigamiento que subió de 14 a 27 casos, por otro parte los llamados “otros delitos que atentan contra la libertad y la seguridad sexual de registrarse 17 casos durante ene-mayo 2020, para el presente año ya suman 29 investigaciones. 

ROBOS El Estado de Colima incrementó exageradamente su índice criminal en robos, tiene ahora el primer lugar nacional, con la tasa más alta, pues en los primeros cinco meses del 2021 sumaron 697 casos, cuatro de ellos con violencia. Los robos a negocios y empresas en Colima ocupa el séptimo lugar a nivel nacional pues ya suman 297, son muchos pues solo tenemos 10 municipios. Por otra parte la violencia en este tipo de robos se registró en 22, la Ciudad de México es la que ocupa el primer lugar, robos de vehículos se han registrado 250 automóviles y camionetas y 141 motocicletas de enero a mayo 2021, en total 391 unidades hurtadas, 8% más que en el mismo periodo del año pasado.

Colima tiene desde hace algunos años un gradual aumento de la criminalidad, sus niveles son ahora muy elevados en comparación a hace 10 o 20 años, el consumo de drogas y el alcohol es de los más altos a nivel nacional y se han asociado a los problemas de las pugnas políticas en el estado, de los partidos y sus funcionarios tanto del gobierno federal, así como del gobierno estatal y los ayuntamientos, que son de diferente color, independientemente de la llegada de criminales de otros estados y del estancamiento económico provocado por la pandemia, las pugnas y descoordinación de los cuerpos de seguridad la aprovechan los criminales, el desorden es visible, hasta hay paro de los policías estatales por falta del pago de sus salarios, y en cuanto a estrategias retiraron las casetas de vigilancia de las colonias y de las entradas y salidas de las ciudades, argumentando que eran un riesgo para quienes las cuidaban, sin haber existido una sola muerte en ellas.

No podemos negar que hubo detenciones de homicidas, secuestradores, violadores, cateos de casas de venta de droga y varias ratas de las colonias encarceladas pero la problemática de la inseguridad y la violencia va en gran aumento preocupante, de 100 delitos resuelven un índice muy menor, eso no lo podemos negar tampoco. La descoordinación de las dependencias de seguridad es el gran reto de resolver.

¿QUIÉN PARA SECRETARIO DE SEGURIDAD? Debido a que el Secretario de Seguridad Pública asume la responsabilidad más alta en la seguridad pública estatal como cabeza del sector, ojalá la gobernadora electa, Indira Vizcaíno Silva pueda lograr ahora nombrar a un Secretario de Seguridad Pública colimense y si tiene experiencia mejor, pues desde que fue decretada como Secretaría de Seguridad Pública, sus titulares han llegado de otras entidades, trayendo cierta experiencia, pero también algunos se trajeron sus mañas y compromisos sin nada de sensibilidad sobre la alta criminalidad. En Colima hay muchos perfiles profesionales y con experiencia que no les han dado la oportunidad de operar, son marginados aunque ocupen o hayan ocupado algunos cargos menores, pero colimense con buen perfil para ocupar la Secretaría de Seguridad Pública hay muchos.

Consideramos que si Indira Vizcaíno antes de llegar a la gubernatura ya logró que Bryant Alejandro García Ramírez asuma el 1 de noviembre la Fiscalía General, pues basta y sobra saber que es colimense y persona reconocido y de bien, pues es hijo de Gilberto García Nava un buen Ex Procurador de Justicia y Ex Secretario General de Gobierno que fue inclusive distinguido por el Congreso Estatal con la condecoración “Lic. Manuel Rivera”, quien pudo resolver muchos problemas de seguridad estatal, García Ramírez tendrá hoy la gran oportunidad de reorganizar a la Fiscalía, es un colimense sin mañas y no está viciado, consideramos que es un buen principio para el verdadero cambio para el combate de la inseguridad pública de Colima.