Pese a pandemia, el transporte público no se detiene

(Redacción Hechos)

“Si bien es cierto con menos unidades, pero a la gente no le va a faltar el servicio”, señaló Zenén Campos Beas, presidente de la Federación de Transporte Urbano y Suburbano del Estado de Colima ante la condición tan precaria que viven los transportistas de la entidad, quienes no tienen ni para pagar sus créditos debido a la pandemia, créditos que han negociado para poder solventarlos con mayor tranquilidad.

“A algunos compañeros la pandemia los agarró en la mitad del crédito, y por otro lado refaccionando para mantenimiento y dar enganche los créditos han sido con cajas populares como 15 de Mayo y La Providencia, y que también la pandemia nos ha puesto los dedos contra la puerta”, comentó.
Abundó que hubo etapas en las que no hubo burocracia, cerraron centros comerciales, restaurantes, centros de trabajo, y finalmente se cierran los centros escolares, y la movilidad de la sociedad se detuvo.
Campos Beas añadió que con las cajas populares hubo negociaciones que han permitido seguir aguantando la pandemia, y dejó en claro que cumplirán su obligación de brindar el servicio de transporte público, “si bien es cierto con menos unidades, pero a la gente no le va a faltar el servicio”.